ÚLTIMO MINUTO

El tiempo y el buen ambiente marcan el tercer Akelarre motero en Daimiel

Las motos de gran cilindrada han sido las protagonistas del tercer Akelarre Motero celebrado este fin de semana en Daimiel. “Buen ambiente y buen tiempo”, como destacó el presidente del grupo motero “No nos pilla el radar”, Miguel Rodríguez Mejía, organizadores del evento, aunque al haberlo retrasado algunas semanas para evitar los rigores del invierno, “la concentración ha coincidido con otras en la provincia y la asistencia se divide”. En total, un centenar de moteros, llegados incluso desde Galicia, que no han dudado en participar de un fin de semana con un denominador común: la pasión por las motos y el hermanamiento entre moteros.
El Pabellón Ferial ha sido el epicentro de la concentración, donde han disfrutado de la gastronomía, la música en directo y punto de partida de las rutas. En ese sentido, Rodríguez Mejía explicó que durante la mañana del sábado se acercaron al entorno del Parque Nacional de Las Tablas y a la Laguna de Navaseca, además de incluir una pequeña ruta barítima, “para mover un poco la economía de nuestra localidad”.
En su agenda, como es habitual en estos akelarres, también han realizado una comitiva con antorchas al anochecer, con la que, como siempre, han homenajeado a aquellos motoristas que este año han muerto en carretera. Y es que la amistad y lazos que se crean entre los moteros, son los principales valores a destacar de este colectivo.
Pero la música también ha sido parte importante de la agenda. La noche del viernes estuvo protagonizada por el metal de ‘River Crow’, mientras que el sábado fueron los grupos ‘La Mariskería’ y ‘Hermanados’ los encargados de subirse al escenario. Además, parte de la entrada a dichos conciertos se destinará a Infancia Sin Fronteras, “ya que con los conciertos también queremos que el resto del pueblo participe con nosotros en este aquelarre”, subrayó Rodríguez Mejía.
Hasta el Pabellón Ferial acudía el concejal de Obras, Rafael Marcelino, que quiso saludar a los participantes de esta concentración y dialogar con ellos, ya que como confesó, a pesar de no tener carnet para conducirlas, es un gran aficionado a este tipo de motos.
En definitiva, un fin de semana de fraternidad, de turismo y de hacer ruido en estas máquinas de gran cilindrada, donde se han podido ver algunos modelos que han llamado la atención como la Kawasaki H2R, “todo un espectáculo de moto, es genial conducirla ya que su gran potencia le permite alcanzar hasta los 300 kilómetros por hora”, como aseguró su dueño, Valentín Aparicio.
Una velocidad que solo ponen en práctica en circuitos, “porque en carretera hay que tener mucha precaución y respetar las normas”, señaló.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: