ÚLTIMO MINUTO

Daimiel. Sierra recrimina al PSOE municipal que haya forzado una “pantomima” de pleno

El informe desfavorable de la Secretaría del Ayuntamiento de Daimiel donde se concluye que “una Corporación en funciones es manifiestamente incompetente para adoptar acuerdos” que conlleven una modificación del Plan de Ordenación Municipal (POM) ha sido la base para ni siquiera poder votar la propuesta con la que el Grupo Municipal Socialista pretendía suspender la implantación de granjas de cría de cerdos en Daimiel.
Para ello solicitó durante la campaña electoral, en concreto el 15 de mayo, la convocatoria de un pleno extraordinario que se ha celebrado este miércoles al mediodía, pero en el que desde su inicio se ha dejado claro, en base al informe jurídico que ha resumido la secretaria municipal, que no se podía tomar decisión alguna.
Estas cuestiones procedimentales han marcado la sesión ya que el portavoz socialista, Rafael Díaz del Campo, ha sugerido que la convocatoria del pleno se ha retrasado hasta después de las elecciones por “interés o desinterés del alcalde”, deslizando a su vez que en las comisiones previas a su celebración había recibido “amenazas” -sin especificar de quién o quienes- sobre la ilegalidad a la que se exponían los concejales de la Corporación saliente en este pleno.
Ante estas afirmaciones, la secretaria Pilar Campillo ha tomado la palabra antes de las segundas intervenciones de los tres portavoces para desmentir a Díaz del Campo y recordarle que el pleno se ha convocado por la solicitud registrada de los cinco concejales de su grupo -de los que solo había tres en las sesión-, y, por tanto, su celebración o desconvocatoria dependía de ellos como proponentes, según se recoge en la Ley Reguladora de Bases de Régimen local. Asimismo, la secretaria le ha recalcado que para garantizar la legalidad de los acuerdos que proponían debatir se necesitaba de informe jurídico y del elaborado por los técnicos de la delegación de Urbanismo.
 
Leopoldo Sierra carga contra “la pantomima” del PSOE
Estas acusaciones del portavoz socialista también fueron contestadas con vehemencia por el alcalde en funciones, Leopoldo Sierra, en su turno final. Sierra manifestó que no podía permitir que se hablase de amenazas, porque, expuso, lo que se hizo fue informarle de las consecuencias de su propuesta, y recriminaba a Díaz del Campo que se presentase a este pleno “sin aportar nada nuevo”. “Venga usted con algo”, con alguna reunión donde se hubiera conseguido que el viceconsejero de Medio Ambiente, que “es un alto cargo del Partido Socialista”, se comprometiera a “suspender provisionalmente la Declaración de Impacto Medioambiental” de la granja de cerdos, mientras se revisa el POM. “Eso sí son medidas”, enfatizaba.  En este duro alegato, el alcalde en funciones le afeó que haya permitido “esta pantomima por indicaciones superiores”, y que dudara de la profesionalidad de los técnicos municipales.
Sierra también dejó claro que su próximo equipo de Gobierno va a seguir trabajando para que la granja de cerdos no se instale en Daimiel. En esa línea avanzó la intención de elaborar una ordenanza “garantista” o cualquier otro acuerdo que sea útil, mientras se resuelven las alegaciones presentadas en la Junta de Comunidades.
Izquierda Unida
De esta manera, respondía a su vez al portavoz de IU-Ganemos, Galo Sánchez-Bermejo, quien se comprometió a plantear una moción en los primeros plenos de la próxima legislatura si el Ejecutivo local no movía ficha sobre el asunto. Sánchez-Bermejo exteriorizó que “no todo vale” a la hora de permitir un proyecto empresarial, que “no sería razonable” que la granja de cerdos se beneficie de exenciones del ICIO, y que, si “todos estamos de acuerdo en que no se debe instalar, hay que hacerlo bien ahora, pero también para el futuro”. En este sentido, pidió al PSOE que “asumiera su error” porque si no “la gente va a salir defraudada”, en referencia al público que ocupaba prácticamente todos los asientos del salón de plenos.
PP
Por el Partido Popular intervino el concejal de Urbanismo en funciones, Javier Fisac, que desvelaba que hace tres días ofreció al Partido Socialista celebrar una rueda de prensa donde los tres grupos, con el apoyo de los técnicos, explicasen lo que se estaba haciendo y aquello que se podía cometer para frenar o suspender la instalación de la granja, como alternativa a este pleno extraordinario. Al no haber sido así, Fisac tildaba de “falta de respeto” que el PSOE haya seguido adelante con la celebración de la sesión plenaria ya que, por ese carácter extraordinario, los ciudadanos no iban a poder tomar la palabra al final de las intervenciones municipales. También informaba de que la propuesta de modificación del POM que han valorado los técnicos en su informe implicaba la suspensión de licencias de todas las empresas relacionados con el sector primario, afectando desde granjas hasta bodegas y almazaras, durante “probablemente un año y medio” de procedimiento.
De esta forma, este “atípico” pleno se cerraba, y con él también la legislatura, en medio de un fuerte cruce de reproches, a pesar de que, una vez más, PP, PSOE e Izquierda Unida mostraron su sintonía en el fondo de una cuestión avalada por miles de firmas de los daimieleños: la de impedir la instalación de granjas de cría intensiva de cerdos en la localidad bajo estos condicionantes.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: