ÚLTIMO MINUTO

Daimiel. Las floristerías intentan reactivarse y adaptarse a la ‘nueva normalidad’

Poco a poco el tejido empresarial de Daimiel va reactivándose. Así está ocurriendo con las floristerías, operativas dentro de lo que permite el estado de alarma. Aunque la compra de flores, plantas y similares apenas ha cesado, la venta de estos productos se está llevando a cabo con varias medidas de seguridad.

Es el caso de la floristería Ortega-Utrilla que en los últimos días ya ha puesto en marcha la venta de flores de manera presencial, concretamente desde el pasado 11 de mayo. Su gerente, Antonio Ortega, comentaba que hasta hace unos días, han estado funcionando con los servicios mínimos, sobre todo enfocados en suplir necesidades relacionadas con servicios funerarios y otras citas importantes como el Día de la Madre. Actualmente, todo el que lo deseé ya puede acudir al establecimiento de manera física a hacer su pedido. Eso sí, siempre con la cita previa pertinente.

Floristería

Ortega ha explicado que el cliente acude a su floristería con una cita concertada, siempre con la obligatoriedad del uso de guantes y mascarillas, elementos del que disponen en la propia tienda por si fueran necesarios. Además, antes y después de cada cita, el espacio es desinfectado sobre todo centrándose en las zonas de contacto como el mostrador o superficies que hayan estado expuestas.

Durante estas primeras semanas, han tenido que reorganizar principalmente grandes eventos como bodas que han tenido que posponerse a 2021. Es por eso que, aunque la gente actualmente se muestra predispuesta a comprar, “va a ser difícil recuperarse”, aseguraba Ortega, ya que “grandes campañas como romerías, Semana Santa, comuniones o las propias bodas no van a poder celebrarse, y para nosotros esos actos suponían importantes empujones para tirar durante todo el año”.

Actualmente y en constante adaptación a la situación, desde su negocio ofrecen venta presencial pero también online a través de un teléfono de contacto (634 30 70 41) con el que se puede establecer comunicación vía What’sApp o telefónica, o también a través de su página de Facebook.

Y precisamente ése es el sistema que también han adoptado desde la floristería Las Camelias. El negocio regentado por Puri Castillo ha permanecido cerrado durante los dos meses de confinamiento estricto. Hace una semana, con la desescalada arrancando y el Día de la Madre cerca, optaron por volver a ofrecer sus servicios aunque aún no han optado por la opción presencial. El reparto se hace a domicilio, tras una previa comunicación con el establecimiento a través de teléfono y página online. No obstante, Castillo reconocía que sí han atendido algunos pedidos urgentes y muy puntuales incluso a puerta cerrada.

En la tienda se han marcado unas pautas de higiene acorde con lo dictado por la AEFI (Asociación Española de Floristas) tales como el uso de geles hidroalcohólicos, guantes, mascarillas, incluso en el caso de Las Camelias han adquirido una máquina para la limpieza de desinfección de suelo de manera remota. Además, las entregas se hacen también siguiendo todas las medidas de seguridad.

Castillo sabe que la recuperación es complicada, así que aboga por la normalización de la situación en la medida de lo posible. “Nosotros trabajamos con un producto natural, perecedero, costará tiempo recuperar las pérdidas”, señalaba. Y en este camino hacia la ansiada normalidad, desde Las Camelias aconsejan realizar los pedidos de manera telefónica (926 85 26 57), ya que se trata de un método mucho más personalizado y con la posibilidad de aconsejar a las personas interesadas.

La otra floristería, Musgo, no funciona debido a que se encuentra inmersa entre una baja de su titular a la que seguirá la jubilación del negocio, comenta.

Finalmente, también en el sector de las plantas se encuentran los viveros. En el caso de Daimiel, Ángel Molina es el gerente del vivero Tamarix, ubicado en la antigua carretera de Bolaños, junto al puente del ferrocarril. En su caso, también ha estado surtiendo productos a domicilio aunque, al igual que Ortega-Utrilla han decidido dar el paso a la venta presencial, con cita previa (679 17 01 38). Molina reconocía que han tenido que abrir antes de lo que tenían previsto porque la gente demandaba sobre todo planta hortícola. Un producto que normalmente vendían desde el mes de abril en el mercadillo pero que este año han tenido que posponer hasta principios de mayo.

Molina explicaba que en su vivero se pueden encontrar plantas aromáticas, hortícolas y de temporada, todas ellas ya a la venta y sin modificación de precios con respecto al año pasado. La gente, que al principio sí mostraba algo de recelo, “ya se animan a subir al vivero”, afirmaba el gerente de Tamarix.

Así se vive una primavera diferente, una primavera confinada en la que las plantas empiezan ya a poblar con normalidad las casas de Daimiel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: