La Gastronomía de Malagón es abundante, sabrosa y contundente. Como en el resto de La Mancha, su origen es pastoril y rural, aunque en Malagón se ha enriquecido con la aportación de los productos de la huerta, cultivados en sus alrededores, en tierras muy fértiles, sobre todo en la zona de La Vega, regadas con aguas excelentes para los cultivos hortícolas. Estos factores aportan a las preparaciones culinarias malagoneras un toque de originalidad que las hace distintas de las de los pueblos cercanos.

PRODUCTOS DE LA HUERTA

Con los frutos de la huerta se elaboran el pisto y el asadillo manchego. El pisto manchego es un sofrito a base de tomate maduro, pimiento verde y aceite de oliva virgen. Acompañado de huevo frito o con “tajadas” (trozos de magro de cerdo) es un plato muy rico que se elabora fundamentalmente en verano. El asadillo manchego tiene como base los pimientos rojos asados a fuego, que se pelan y pican, añadiéndoseles tomate frito, aceite de oliva virgen y ajo majado junto con cominos y sal. También se elabora en Malagón el asadillo de judías verdes, en el que se sustituye el pimiento asado por judías verdes. Estos platos se toman fríos o calientes, acompañados de pan. De verano y de huerta, el gazpacho malagonero, elaborado con pepinos y tomates de la tierra, al que se le añaden ajos machacados, vinagre y aceite y agua fresca, mojándose pan en ese delicioso caldo.

Las patatas son otro ingrediente de la huerta que no falta en la mesa malagonera, guisadas con caldillo o en caldereta de cordero. También son muy apreciados los melocotones de Malagón, de un característico aroma y un sabor inconfundible.

PLATOS MANCHEGOS

Platos manchegos por excelencia y que en Malagón, como buen pueblo de La Mancha no podían faltar son las migas de pastor, cuya base son el pan y los ajos y a las que, según el cocinero, se le añaden otros ingredientes como chorizos, panceta, asadura, etc.; las gachas manchegas, elaboradas con harina de pitos (almortas), a las que se les añaden también ajo, chorizo y otros “tropezones”. Cerramos este capítulo con el tiznao, plato típico de toda La Mancha, que combina el bacalao con los pimientos secos, ajos, cebolla y aceite de oliva.

DULCES TÍPICOS

Los “frutos de sartén” no podían faltar para endulzar la mesa. Rosquillas, barquillos y flores, elaborados con productos naturales y fritos en aceite de oliva, son los dulces típicos por excelencia, sin olvidar el arrope y el mostillo, productos que tienen como base el mosto cocido, al que en el caso del arrope se le añaden melocotón, membrillo y otras frutas. Perrunas, mantecados y tortas de mosto complementan esta dulce sección de la cocina malagonera. También es famoso Malagón por sus pastelerías y sus fábricas de mazapán, que cuentan con reconocido prestigio.

QUESO MANCHEGO

Queso Manchego

Mención específica merece el queso manchego, amparado en su Denominación de Origen y reconocido y degustado por todo el mundo. En Malagón se elabora en tres fábricas, de fama internacional, que ofertan gran variedad de formatos de este delicioso manjar manchego, que hace las delicias de los paladares más exigentes.

VINOS

Vinos de la tierra

Como acompañamiento a estos manjares, Malagón ofrece una amplia selección de grandes vinos, elaborados en las 3 bodegas del pueblo, desde vinos de pago, de una calidad excelente, hasta las nuevas variedades de Verdejo y Syrah, reconocidos como Vinos de la Tierra de Castilla. Hay que recordar que Castilla-La Mancha es la región vinícola más extensa del mundo.

ACEITE DE OLIVA VIRGEN

Aceite de Oliva

Y como no, hablar del aceite de oliva virgen. La variedad de aceituna “cornicabra”, la predominante en esta zona, la climatología y las peculiaridades del terreno, hacen que el aceite producido en Malagón se incluya dentro de la Denominación “Montes Norte”. Además del Grupo Cooperativo Montes Norte, que en Malagón tiene su sede, también ofrecen este producto Aceites Malagón, la más antigua de las empresas dedicadas a este sector en el municipio y Aceites Juventud, empresa de reciente creación, que potencia el cultivo ecológico en su Finca La Oliveta. Múltiples formatos de venta de este gran producto, ofrecen a los visitantes la posibilidad de degustar este excelente producto, sólo o maridado con tomillo, ajo, limón, romero, etc.

JUDÍAS PINESAS

El producto malagonero por excelencia son sus afamadas judías pinesas, el “oro blanco” de la mesa malagonera. Es esta una variedad de alubia muy apreciada tanto por su sabor como por su textura, que se cultiva todavía de manera tradicional, en huertos familiares. Al ser una planta muy delicada, los cuidados que necesita para su desarrollo hacen del producto final un manjar único. Guisadas en potaje o con perdiz, son un plato delicioso y muy nutritivo. Se preparan en un puchero de barro, al calor de las brasas de una lumbre. El potaje está elaborado con ajo, pimiento seco, patatas de la huerta de Malagón, tocino, orejilla y pezuña de cerdo, aceite de oliva virgen y judías pinesas de Malagón. Guisadas con perdiz, las judías adquieren el sabor delicado de la carne de esta ave de caza, muy apreciada por su intensidad y textura.