ÚLTIMO MINUTO

Daimiel. ‘No tener casa, mata’

El próximo 25 de octubre se celebra el ‘Día mundial de las personas sin hogar’. La situación provocada por la pandemia de Covid-19 ha golpeado con mucha dureza a las personas que no tienen hogar. Una auténtica “bofetada de realidad”, como la definía la directora de la ‘Casa de Abraham’ de Cáritas, Mayte García. La primera consecuencia de la pandemia es la disminución de plazas en la casa, que baja de 21 a 18, para cumplir con la distancia de seguridad establecidas por las autoridades sanitarias.

Una circunstancia que se suma a las dificultades que el contexto actual plantea en cuanto a “encontrar trabajo, adquirir formación o incluso acudir al médico”, como indicó García, que representa un gran escollo a la hora de recuperar una vida estable: “muchas oportunidades de recuperación se han visto frustradas por la situación sanitaria”, zanjó.

A pesar de todas las dificultades, García ha informado que no se ha registrado ningún positivo hasta el momento en la Casa de Abraham, donde, desde principios de año, se han atendido a 37 personas.

La campaña de este año se centra en el Derecho a la Vivienda bajo el lema de “No tener casa mata”. En este sentido, la directora ha recordado que “la vivienda es el lugar desde donde se hacen realidad los demás derechos y se articulan los proyectos de futuro, subrayando que no se trata solo de tener un techo, sino de disfrutar de un hogar estable y seguro”.

Desde Cáritas se estima que cerca de 800.000 hogares y más de dos millones de personas sufren situaciones de inseguridad en la vivienda en España. No tener casa implica un impacto en la salud física y mental ya que representa la primera línea de defensa frente al coronavirus. Además, impide la relaciones sociales y tener un espacio de protección.

Así las cosas, la ONG católica considera necesario demandar a las Administraciones Públicas que garanticen una vida digna para todas las personas y el acceso a los Derechos Humanos, así como velar por un sistema de protección social fuerte que facilite los procesos de inclusión, y avanzar hacia una sociedad de los cuidados que recupere como valor principal la solidaridad, justicia y empatía, con la colaboración de medios que sensibilicen sobre la situación real en la que viven las personas sin hogar.

Finalmente, Juan Luis López, con más de dos meses en la casa, ha leído una poesía elaborada por todas las personas acogidas en la Casa de Abraham.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: