ÚLTIMO MINUTO

Malagón. Crónica del Atlético Teresiano Pollo con Pesca-do al aza-Fran

En cualquier restaurante, el cliente no siempre tiene la razón y el cocinero, aunque lo sabe, disimula del hartazgo con una sonrisa de cortesía cuando recibe del que paga una lección sobre como condimentar cualquier alimento para que sepa mejor y esté bien o mal cocido. También sucede esto en el deporte rey, el futbolista sabe que el entrenador no siempre tiene la razón y se esfuerza, encarecidamente, en demostrarle como puede mejorar su actuación. Esta premisa no nos sirve como ejemplo para el caso de hoy porque los chicos o ingredientes del Teresiano han compuesto un menú de lo más exquisito con un invitado de excepción, El Ciudad Real CF, que sólo pudo saborear los entremeses (cuando se adelantó en el marcador) de un partido dominado de principio a fin por el equipo local. El Chef o jefe de cocina, Álvaro ha preparado un menú con elementos Mediterráneos, Teresianos y de las Huertas. Ingredientes que han ido creciendo a lo largo de la composición del Menú/partido. La preparación es muy simple y se necesita lo siguiente: Manza-nas, para los entrantes: Siempre dió seguridad al menú el portero de hoy y proporcionó el toque necesario de experiencia en este tipo de platos, firmeza y saber estar muy atento al partido. Givica: Fue el comensal elegido para el lateral derecho de la mesa, cumplió con orden y seriedad atrás, y se afianza como uno de los alimentos elegidos para sustituir la ausencia de Miguel que continúa fuera de la olla, por lesión. Sa(u)l: No hay plato que se precie sin sal, y tenemos que decir, que a pesar de haber jugado el partido de ayer en el menú de los juveniles, Saúl ha realizado una gran labor en defensa del plato. Muy firme en la marca y sin tantas alegrías como en los juveniles. Un fijo en todos los partidos si se centra y no se dedica a intentar ser el protagonista principal del guisado. Koki-nas: Un toque de distinción al plato, marisco puro, fuerte en defensa ya sea, como hoy en el centro de la sartén o en el lado izquierdo como en los últimos menús. Un ingrediente muy seguro , lo mires por donde lo mires. Qu(J)esus David: O la nueva denominación de origen del queso manchego o porzuniego. Ya sabemos que este plato lleva durante todas las jornadas siendo el principal ingrediente de la defensa. En vez de manchego, le vamos a bautizar por su sabor exquisito en el trato con el balón de hoy como: imperial. Tremendo sabor, tremendo partido como siempre. No se le puede poner ni una pega. Siempre deja contento al cliente. Oscar Garrido: No hay plato principal sin jefe de cocina. Y hoy Oscar demostró de que pasta está hecho. Todo el fútbol salió de sus pies, ordenó a sus compañeros pinches a la perfección, fue el autentico chef dentro del campo. Raúl Menor: Raúl Menor no suena a nombre de alimento, ni de cocina, pero si suena a nombre de futbolista. Es el motor de marketing que necesita cualquier restaurante para robar clientes (o balones ) a sus rivales. Perfecto en los saques a balón parado como casi siempre, estuvo a punto de sorprender al portero rival en una falta en el segundo tiempo. Ta(s)te: Ta(s)te es el sabor en inglés….algo muy valorado en cualquier guiso. Siempre veloz al paladar , siempre ayudando por las bandas, muy buen partido con un derroche físico espectacular. Dio en la diana en el (3-1), después de una bonita ruleta, tras un pase genial de Saúl, doble invitado del fin de semana, Tate, sabor intenso a ganador. Muy buen partido. Un partido jugado de poder a poder en el que destacaron los primeros minutos del  Ciudad Real CF que se adelantó en el marcador, luego se desinfló y resultó un tanto soso en el sabor, en las marcas, en la seguridad de los comensales y en que la mezcla de tantos sabores que no consiguieron darle ninguna consistencia. Fue uno de los platos más decepcionantes que han pasado por el Restaurante del Félix Barrero. Muy flojitos. Pero faltaba el plato principal, que no está fallando a los clientes del club malagonero. Un plato que ha sobresalido por encima de todos los demás ingredientes. Nos referimos al plato principal: POLLO CON PESCA-DO AL AZA-FRAN. Para realización de este plato comenzaremos con una de las especias más valoradas y más queridas de los seguidores teresianos: Aza-Fran: Desde su incorporación a la cocina de Álvaro Huertas los platos y los partidos son otros. Fran es un comodín, tanto en ataque, donde exhibe su tremenda potencia en el sabor, la tremenda zancada en sus arrancadas con el balón controlado, como en defensa; pues su esfuerzo a la hora de dejar a los paladares con buen sabor de boca es muy generoso sobre todo en las jugadas a plato parado del equipo rival. Además aporta bouquet, aroma fragancia…o GOL, como lo queramos llamar. Hoy abrió la lata en un despiste del equipo culipardo, llevando el balón al fondo de las mallas de un puntapié (1-0) y fue el desencadenante de muchas jugadas de peligro. Jugón. Pesca-do: No sabíamos si mezclar el pesca-do con el aza-frán y con el pollo iba a dar consistencia al ataque del plato principal, pero las dudas se resolvieron muy pronto. Cuando el balón está cerca de la portería o del restaurante rival, Ricardo Pesca es como un cuchillo caliente entrando en un plato de mantequilla. Pura dinamita, un bisturí necesario para diseccionar a cualquier alimento o a cualquier rival. GOLEADOR en mayúsculas.5 goles en 4 partidos muestran su carta de presentación en Malagón y su entrada por derecho propio en el plato principal. Aunque hoy estuvo más fallón que de costumbre, marcó el 2-1 en un balón de oro que puso el protagonista del día, Pollo y que alojó en el fondo de las mallas con un remate muy depurado, casi exquisito. Y por supuesto Pollo. Es de justicia reconocer el tremendo partido que se ha marcado Pollo como ingrediente principal. Peleó, con el resto de ingredientes para ser el más buscado, el más perseguido, el que más balones robó, el que más asistencias dio, el que hizo las mejores jugadas, el que metió más goles y para erigirse, por justicia, propia de un luchador, en el verdadero protagonista de esta crónica. EL MEJOR, además le puso la guinda al pastel con dos verdaderos golazos, uno de vaselina y otro en un jugadón tras burlar a varios contrarios. Faltó poco para el Hat trick, pero después de realizar la jugada del partido, en la primera parte, con caño incluido, su disparo salió alto por poco. Yo, hoy me hecho fan del pollo, lo quiero en todos mis platos. Olé. Aderezos al menú principal: Salieron tras el descanso entre plato y plato: A-Beto que puso la fragancia del buen fútbol y fue el causante de excelentes pases que si hubiesen terminado en gol, habrían supuesto una auténtica orgía gastronómica. Muy bien Beto que sigue sumando, a pesar de la suplencia de hoy. Jesusito: A pesar de su enorme mejoría en los últimos platos presentados, Jesús Rodríguez Rey es un ingrediente que tiene que pelear mucho para buscar un hueco entre los platos principales. Estamos convencidos de que por su enorme calidad y por la lucha y tesón que este jugador ofrece en cada partido, las oportunidades llegarán. No te desanimes Jesús porque, a veces los sabores se mezclan de la manera más inexplicable. Manza (neque) nilla: No hay buena comida que no sea regada por un buen vino. Manza entró tarde pero aportó la esencia del fútbol, su calidad y sus pases medidos, crearon numerosas ocasiones en el poco tiempo que permaneció en la olla del Félix Barrero. David Gabín: Nos alegramos mucho por la vuelta a los menús de David Gabín, Su experiencia y sus ganas serán vitales en próximos partidos y después de la lesión se le vió muy ilusionado y con ganas de volver a sumar al mismo ritmo que sus compañeros. Un plato de garantías al módico precio de 3 puntos que nos hacen sumar 25 en total de la clasificación. Continuamos líderes. Un plato barato para todas las delicias que nos ofrecieron en la tarde de hoy estos valientes franjimarrones. Partidazo. NOTA: Tal vez la cosa se nos haya ido de las manos con la crónica futbolera. A veces los mismísimos chefs de los periódicos deportivos, me han confesado, por lo bajini que sufren en sus propias carnes el suplicio de sentirse examinados y cuestionados por ávidos lectores comensales que en vez de llegar relajados al sofá y con ganas de dejarse seducir por los devenires de nuestro equipo, lo hacen dispuestos a buscar el mínimo error del cronista. La figura del crítico gastronómico deportivo al más puro estilo chef de la película Ratatouille no ha aparecido de casualidad. Está motivada hoy por el fallecimiento de Doña Juanita García Quilón, esposa de un afamado cronista del Atlético Teresiano de allá por los años 90. Tomás Ruiz. En su honor y con la vitola de caballero que caracterizaba a todas sus crónicas, os he martirizado durante excesivas líneas con la pasión que él ponía a todos y cada uno de sus escritos. Su relevo lo ha tomado un amigo de su hijo convencido de que no sabe más que nadie de fútbol y quizá lo único que sabe es juntar letras desordenadas. Siempre he pensado que tenéis un mérito enorme al leer una sola de las crónicas del Atlético Teresiano, tanto en senior como en juvenil. Ya se sabe que de fútbol y de cocina todo el mundo entiende. Porque comer, más o menos, todo el mundo come y yo …el que más. En vuestra memoria Tomás y Juanita. D.E.P

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: