ÚLTIMO MINUTO

Daimiel. El Ayuntamiento aprueba una moción solicitando a los gobiernos de España y Castilla-La Mancha ayudas directas a los autónomos y microempresas

El segundo pleno del año se celebró de forma telemática atendiendo al acuerdo entre portavoces de evitar la presencialidad en los órganos municipales a partir del Nivel 3. Eso sí, se respetó la fecha y la hora: el lunes a las ocho de la tarde. Sobre la mesa dos bonificaciones del ICIO, la regulación de complementos de productividad en las áreas de Limpieza, Jardines y Grúas, y dos mociones (una presentada por el PSOE y la otra formulada por el PP) que establecían ayudas directas en aquellos negocios mermados por el covid-19. La unanimidad se alcanzó en los primeros puntos. No así en las mociones donde la discrepancia vino en la formulación de los respectivos planteamientos. Finalmente, el equipo de Gobierno sacó adelante su texto, basado en la solicitud a los gobiernos de España y Castilla-La Mancha de ayudas directas a los autónomos y microempresas y en el compromiso del propio Ayuntamiento de asumir, al menos, las mismas cuantías que se establecieron en 2020.

Moción autónomos
Ocupó el grueso del debate. Salió adelante con 10 votos a favor (PP), 6 en contra (PSOE) y 1 abstención (IU). En su argumentación, los populares pusieron el foco en autónomos y microempresas, para los que solicitaban ayudas directas a todas las administraciones, “a las competentes y las que disponen de fondos para ello”, como el gobierno de España y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha (JCCM) y comprometían su acción como ejecutivo local a mantener en el Presupuesto de 2021, al menos, el mismo saldo que en el ejercicio anterior, “pese a no ser nuestra competencia ni tener recursos adicionales para ello”, precisó el portavoz del PP, Jesús David Sánchez de Pablo.

El edil subrayó que con el covid-19, el Ayuntamiento estableció diferentes líneas de ayuda, tanto para los que se vieron obligados al cierre por el estado de alarma, como a los que no lo estaban, pero bajaron su facturación un 60%. En ese balance informó que en 2020 se han concedido ayudas a casi 300 autónomos. Un empeño que ha supuesto casi 110.000 euros (un 10% más que en los 6 años anteriores juntos) a las arcas municipales que “ya están pagados”. Cantidad que supera los 130.000 euros contando las exoneraciones de terrazas y a otros conceptos. Por eso, insistió en que “hay que hacer un verdadero esfuerzo” e igualmente “trasladar las peticiones a quien tiene la obligación de hacerlo para que implemente medidas que lleguen a todos nuestros autónomos y microempresas”. Un acto “de justicia” donde reivindicó que cada administración debe asumir su responsabilidad. En el caso del gobierno de España teniendo en cuenta la gestión de los fondos de recuperación europeos (140.000 millones de euros, de los que 80.000 serán transferencias directas).

Por su parte, el portavoz de IU, Galo Sánchez-Bermejo, deslució que ninguno de los grupos proponentes planteara un texto único consensuado.  El edil recriminó ambas propuestas del Partido Popular y PSOE calificándolas como un “brindis al sol” que generan asimismo “falsas expectativas”. Aun así, desaprobó ambos argumentarios cuando, reseñó, el Partido Popular se ha opuesto en la votación al decreto de los fondos europeos y el PSOE ha contribuido a que “adelgazase” el “músculo” de lo público” desde donde salen las ayudas. No obstante, en lo local reconoció el esfuerzo municipal, pero invitó a ambas formaciones políticas a abordar estos asuntos en Comisión y “evitar ser correa de transmisión de nuestros partidos”.

En el caso del grupo municipal socialista, Ramón Galiana consideró sobre el texto de los populares que solicitasen medidas que, indicó, “ya están funcionando por propia iniciativa de los gobiernos del PSOE”. Pidió al PP que “abandonase la demagogia para sacar rentabilidad política” mientras relacionó distintas subvenciones estatales y regionales. “Es penoso que el PP haya votado en contra de que los fondos europeos lleguen a su provincia”, reparó. Galiana certificó el voto negativo de su grupo alegando que “los tres puntos carecen de base -dijo- y obedecen a una postura populista que nada tiene que ver con la crisis que estamos viviendo”.

En su segundo turno de intervención, Sánchez de Pablo aclaró que muchas de las ayudas estatales tienen obligaciones para los propios autónomos que ellos mismos no pueden soportar, recordando por otra parte la subida de las cuotas de autónomos.  El popular insistió en que “hay que exigir a quien tiene la competencia, los recursos y la obligación de hacerlo” y dejó claro que el Ayuntamiento de Daimiel se compromete a mantener las ayudas del año pasado. Entre tanto, se mostró partidario de que JCCM y gobierno de España articulen ayudas directas y que, “de verdad, lleguen a los autónomos, y a todos los que lo necesiten”. “Nosotros, por nuestra parte, no hemos parado de intentar ayudar a nuestros autónomos”, zanjó.

A este respecto, el alcalde especificó que “nuestras ayudas han sido propuestas, resueltas y pagadas”. Leopoldo Sierra manifestó que este tiempo “hemos intentado ayudar dentro de nuestras posibilidades” pese a que, recalcó, “son competencias impropias”. El primer edil volvió a reivindicar que lleguen a los ayuntamientos los 80 millones de euros de ayudas directas procedentes de los fondos europeos y pidió a los portavoces, propuestas “realistas” en las comisiones.

Moción PSOE
El PSOE estructuró en siete puntos ayudas donde se contemplaban subvenciones a distintas actividades, empresas y autónomos, además de la supresión de distintos impuestos relacionados con los citados negocios, no liquidar el Precio Público para aquellas actividades empresariales ubicadas en instalaciones municipales durante el cierre o descenso de la actividad, la ampliación del Mercadillo Municipal, poner en marcha un Plan de Pago inmediato de facturas a proveedores del Ayuntamiento, incrementar las partidas presupuestarias del ejercicio 2021 destinadas a la creación y mejora de ayudas a la contratación y creación de empresas, activar un Plan Especial de Vigilancia para el control de todas aquellas actividades de ocio que incumplan las restricciones sanitarias vigentes y la devolución de tasas de actividades deportivas y culturales municipales anuladas desde el decreto del estado de alarma. El documento socialista fue desestimado con el voto en contra del PP y la abstención de IU.

Galiana abogó por la instauración de una comisión específica de seguimiento con la implicación de los sectores afectados y articular de la mejor forma las ayudas. Calificó de “pésima” la gestión de las ayudas municipales y también la “forma y fondo a la hora de publicitarlas”. El edil pidió que desde el área de Promoción Económica se informe de ayudas y plazos, la apertura de una ventanilla única para su tramitación y que el porcentaje de ayudas sea proporcional al esfuerzo de las empresas. Se decantó igualmente por la creación de una comisión ‘covid’ que vigile estos asuntos, reclamando al mismo tiempo “voluntad política y técnica”. Según expuso, ese órgano permitiría comprobar con documentación las necesidades del sector y que puedan ser atendidas mediante bonificación. En su opinión, es el medio “para articular partida por partida” las ayudas que contempla la moción. El portavoz concluyó que la propuesta socialista “es un principio para ayudar a autónomos y hosteleros de Daimiel” y “para que sea lo más justo posible para todo el mundo”.

A este respecto, IU preguntó de dónde sale el dinero para pagar la batería de ayudas planteada por el PSOE. Galo Sánchez Bermejo pidió que para encajar las partidas necesarias y establecer esas ayudas debe tratarse adecuadamente en las habituales comisiones y tener en cuenta las pautas específicas que las avalen. Pidió rigurosidad a Galiana en la alteración de las tasas y concluyó aseverando que “no se pueden generar falsas expectativas, y mucho menos, sin tocar las tasas y los impuestos”, sostuvo. Del mismo modo, Sánchez-Bermejo echó en falta criterios técnicos para establecer una propuesta con “garantías”.

Por su parte, Sánchez de Pablo lamentó que el PSOE hubiese optado por debatir de manera separada las mociones presentadas a Pleno. El popular afeó a los socialistas su planteamiento, únicamente encaminado al Ayuntamiento y donde se deja a un lado la responsabilidad del resto de administraciones. Reprobó que en la solicitud socialista se pidiese al consistorio el pago del 75% del rendimiento neto obtenido por autónomos y empresas durante el periodo de cierre, un hecho que, junto al resto de medidas recogidas en esa moción, podría superar 1 millón de euros a una administración que no es su competencia y que tampoco dispone de esos recursos, explicó. “No se puede prometer lo que no se puede hacer”, reprochó. Por lo que pidió propuestas “realistas” a Galiana. “Hay que ser responsables y honestos y no prometer cosas que no se pueden hacer solo para que los afectados escuchen lo que quieren escuchar”, recriminó al portavoz del PSOE, a quien también le reprendió por presentar un texto, reveló, similar a la moción presentada por el PP en el Ayuntamiento de Alcázar de San Juan.

El equipo de Gobierno avanzó que ya está trabajando en las ayudas directas para el 2021. Sobre esto, matizó que algunas de las peticiones de la moción del PSOE ya las llevase ejecutando el Ayuntamiento desde el verano de 2020, caso de la ampliación del Mercadillo Municipal, la devolución de las tasas de actividades deportivas y culturales municipales anuladas por el Estado de Alarma con la gestión de 600 expedientes o del Plan de pago inmediato a Proveedores donde “ahora se está cobrando por debajo de un mes”.

Cerró el debate el alcalde, Leopoldo Sierra, quién pidió que parte de los fondos europeos llegasen a los ayuntamientos por ser la administración “más cercana” y “conocedora” de lo que sucede en el entorno. Aprovechó en su discurso para reclamar los futuros planes sociales. “Estoy convencido que las asociaciones saben donde tienen que dirigir sus demandas”, agregó Sierra. El regidor daimieleño repasó parte de la alocución socialista fundamentando así que la moción socialista es “irrealizable” e “inviable”.

Puntos del orden del día
Quedaron igualmente aprobadas dos propuestas de bonificación del ICIO. Antes, pasó el trámite con el voto de los diez ediles populares los CP1 (complementos de productividad) para los servicios de limpieza, jardines y grúa. La medida llegó a pleno con el aval de los sindicatos en Mesa de Negociación. “Un paso más en la regulación” que asegura el funcionamiento de estos servicios fuera del horario habitual durante las 24 horas del día los 365 días del año, como aseguró el concejal de Personal, Román Ortega. “Un punto y seguido” para ir solventando las posibles deficiencias al respecto.  El edil aclaró a IU que este tipo de servicios puede asumirse por estos trabajadores, ya que conocen mejor el funcionamiento del área “puesto que lo desarrollan en su día a día”. Así lo declaraba ante la propuesta de “repartir lo público en lo público” como manifestó Galo Sánchez-Bermejo (IU), que se abstuvo en este punto. También lo hizo el PSOE cuyo portavoz enjuició los complementos “desnaturalizados” y la “falta de transparencia” en el proceso, al tiempo que instó a plantear una nueva RPT (Relación de Puestos de Trabajo).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: