ÚLTIMO MINUTO

Daimiel. La hostelería se queja de que las nuevas medidas siguen culpabilizándoles de los contagios

Los bares y restaurantes daimieleños podían abrir de nuevo sus negocios este viernes, aunque no ha sido una reapertura generalizada. En la zona centro, se han visto ya algunas mesas de terraza colocadas, pero otros negocios han dedicado la mañana a preparar esta vuelta al trabajo. En el caso del bar Piscis, esas tareas de “limpieza exhaustiva” y de “llenado de cámaras” se extenderá durante el fin de semana. “El lunes abriremos; de momento toca preparar porque la decisión ha sido de nuevo de un día para otro”, señalaba Miguel García de la Leona.

A su juicio, las condiciones de la nueva normativa “sigue culpabilizando a la hostelería, cuando no es así”. Para García de la Leona “las exigencias son cada vez mayores” y en algunos casos “sin mucho sentido” como cuando se le pregunta sobre el registro de los clientes a través del código QR. Dudaba de su operatividad con los clientes que no manejen bien las nuevas tecnologías o que directamente no tengan un smartphone. “Sabemos que nos tocará tomar nota de los DNI y meterlos nosotros en la app”, un trabajo extra que acatarán porque “no queda otra”.

A nivel general, esa “criminalización” de la hostelería se sigue observando en este nuevo nivel 3. Así lo señalaba el presidente de la asociación turística, Jesús Pozuelo, que valoraba “el respiro” que supone esta apertura condicionada, con “mejores perspectivas para los que tienen terrazas”. Sin embargo, Pozuelo no entiende por qué la aplicación para los rastreos se extiende a más sectores y solo se señala a bares y restaurantes, más allá de las dificultades operativas que también creía que podrían darse.

Mientras se comprueba la efectividad y la permanencia de estas medidas, la asociación turística y AEDA se han reunido esta semana con representantes del equipo de Gobierno para trasladar sus reivindicaciones y sus preferencias para las ayudas municipales que se puedan activar en 2021. Pozuelo ha valorado que el Ejecutivo local esté abierto a escalar las nuevas subvenciones y ajustarlas de una manera más proporcional al volumen de facturación y/o de pérdidas de cada negocio. Aun así, se quedaba con “un sabor agridulce” porque la partida presupuestaria que se reservaría para el próximo presupuesto se quedaría en unos 110.000 euros, la cantidad que se repartió el pasado año.

Pozuelo ha comentado que se ve voluntad porque desde el equipo de Gobierno se apuntó que el presupuesto podría aumentar con partidas que no se ejecuten sí, llegado el caso, no se celebra la Feria. Sin embargo, considera que ese montante debería ser mayor, mientras deja claro al mismo tiempo que las ayudas directas más importantes les corresponden al Gobierno nacional y al regional.  Además, Jesús Pozuelo recalcaba que “la situación de Daimiel es peor porque no hay que olvidar que el turismo sigue muy afectado por el cierre perimetral” que impide las visitas de madrileños o valencianos, los principales emisores del turismo que pasa por Las Tablas.  

Por último, el presidente de la asociación turística hacía un llamamiento a la responsabilidad colectiva para que “el hostelero no tenga que hacer de policía” con sus clientes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: