ÚLTIMO MINUTO

Malagón. Un punto muy importante que deja al Teresiano con sabor agridulce tras una dura encerrona en Villaseca de la Sagra.

(Crónica Atlético Teresiano, Fotos: Azucena Ruiz Moreno) Ocho de las nueve tarjetas amarillas que el árbitro del encuentro entre el Villaseca de la Sagra y Atlético Teresiano mostró al equipo local, fueron por producirse o actuar de manera violenta en lances del encuentro…Al Atlético Teresiano también le mostró seis, cinco por protestar esas durísimas entradas y una por perder tiempo nuestro portero. El único jugador de campo no amonestado del Villaseca, el número 27, Fernando Ortega nos comentó al final del partido que se había merecido como mínimo una tarjeta amarilla, pero que así era el fútbol y ellos habían jugado su partido de manera tan dura porque sabían que eran inferiores y tenían que contrarrestar nuestro juego de alguna forma. Curiosa e injustamente no hubo ningún expulsado en los locales. Creemos que así no se fomenta el fútbol y también creemos que el señor colegiado Adrián Lancha no debería haber consentido ese juego tan brusco por parte de los locales. Más que nada porqué se podrían haber producido muchísimas lesiones innecesarias en esta categoría amateur, donde casi todos los jugadores cumplen, a diario, con sus obligaciones laborales. Pero nuestras críticas al Señor Árbitro no terminan ahí: Consintió que las medidas anticovid-19 no se llevarán a cabo, permitiendo la presencia a menos de un metro de la portería del Teresiano de un grupo de más de 10 personas que en todo momento amedrentaban, gritaban y amenazaban a nuestro portero, fomentando el consiguiente nerviosismo en el guardameta López. Además muchísimos aficionados poblaban las bandas laterales del campo, sin tener asientos asignados, voceando e intimidando a los jueces de línea y al mismo árbitro. Además en el bar del Prado, vendían alcohol, algo totalmente prohibido en todos los recintos deportivos. También consintió y esto si que es lo que nos parece más grave, que un jugador del Villaseca de la Sagra escupiese dos veces en la cara a nuestro jugador Beto. Omitiendo las continúas llamadas de atención del mismo, que le mostraba el desagradable líquido elemento con el que el jugador del Villaseca había puesto en grave peligro su salud. Que conste que no estamos acusando a este jugador de ser positivo en Covid, si no que estamos denunciando que tal y como está la pandemia, nadie debería atreverse a tener semejante comportamiento y que tal y como sucedió, el árbitro debería haber parado el partido de inmediato para expulsar al jugador local. Y por supuesto no entendemos que consienta a un señor, que decía ser delegado federativo o informador sin acreditarse, llamar a los delegados y a los capitanes al vestuario del árbitro, y que se metiese al vestuario del trío arbitral en el descanso y al finalizar el partido. Fue un partido trampa, lo que vulgarmente se llama una encerrona. El club toledano no respetó, en ningún momento, ni la más mínima norma de educación deportiva: Comenzaron retardando la entrada de nuestros jugadores al vestuario, hasta 55 minutos antes del partido, no tomaron los datos de acceso ni el control de temperatura a ningún directivo o aficionado visitante y además, y esto es lo que menos importa, cobraron la entrada a todos y cada uno de los directivos, incluido el presidente de nuestro club, dejando a un lado el más mínimo gesto de cortesía deportiva entre clubes. En el transcurso del partido algunos jugadores amenazaron al público de Malagón que había acudido a ver el encuentro. Para finalizar y de postre, tenían preparada una especial venganza, cortando el agua del vestuario e impidiendo ducharse a nuestros jugadores, ofreciéndonos como excusa que no funcionaba el abastecimiento de agua, cuando claramente podíamos escuchar los grifos caer en los vestuarios adyacentes del árbitro y del equipo local. Lamentable. El partido: Fue un partido de los que no gusta ver, continuas entradas peligrosas por parte del equipo más flojo en lo deportivo y que sólo llegó a puerta en cuatro ocasiones, aunque tuvieron la fortuna de marcar tres goles, que les sirvieron para empatar el partido. López, Javi, Givica, Jesús David, Juli, Óscar Garrido, Beto, Manza, Fran, Jesusito y Pesca fueron el once inicial elegido para disputar un importantísimo partido para los de Malagón. Tras un gran pase de Jesús David, Pesca abrió el marcador (0-1) para el Teresiano, con una bonita vaselina por encima del portero, en el minuto 1 de partido. Parecía que todo iba a ir bien al equipo de Álvaro Huertas, pero ayer no se supo frenar la sinergia de rabia e impotencia de nuestros jugadores que entraron al trapo de las continuas provocaciones del equipo toledano, perdiendo la concentración en momentos puntuales e importantes del partido. Sea como fuere justificamos esta falta de reacción porque el colegiado del encuentro fue un auténtico desastre en sus decisiones, desquiciando a nuestros jugadores y cuerpo técnico. Nuestros jugadores en actitud y lucha estuvieron inmensos, y solo esa falta de concentración y quizá un poco de falta de picardía evitó que nos trajésemos los tres puntos a Malagón. El partido comenzó a endurecerse desde ese minuto, con entradas a destiempo y con mucha fuerza, sin medir la posibilidad de lesiones, de los jugadores del Villaseca de la Sagra, aunque el Teresiano contragolpeaba con fútbol y en un contraataque Jesusito se plantó solo con el portero lanzando el balón fuera por pocos centímetros. En la siguiente jugada Pesca, el chico de los goles infinitos, volvió a marcar, esta vez tras regatear a varios contrarios y cruzando el balón fuera del alcance del portero (0-2) Parecía que iba a ser un paseo militar, pero nada más lejos de la realidad. El Villaseca comenzó a empujar futbolísticamente y a presionar nuestra salida del balón que estaba perfectamente encauzada con pases en largo de Jesús David, Givica y el propio López en los saques de puerta. Nuestro centro del campo se fajó con entrega durante todo el partido, destacando el buen partido de Beto, pero nos presionaban mucho; Fruto de esa presión Mario Testillano consiguió el 1-2 en una falta a su favor y un desafortunado mal entendido entre la defensa y nuetro portero , López. Pero estos chicos del Teresiano están hechos de otra pasta y Fran, que ayer volvió a realizar un gran partido, ofreciéndose continuamente y apareciendo cuando el equipo lo necesitaba, consiguió el 1-3 tras un gran control y una bonita jugada individual que culminó un con golazo desde fuera del área. A esas alturas del partido, aunque íbamos dos goles por delante y solo quedaban 20 minutos para que concluyese la primera parte, todos los espectadores sabían que el partido no iba a acabar bien para los de Malagón. El árbitro no señalaba ni una falta a nuestro favor y permitía el juego durísimo del Villaseca de la Sagra, consintiendo tal y como hemos explicado al principio, hasta que un jugador escupiese en la cara a Beto, por dos veces. En la segunda parte fue más de los mismo, El Teresiano intentando trenzar jugadas en el Villaseca presionando hasta límites que rozaban y llegaban con claridad a la ilegalidad, en durísimas entradas. En el minuto 59, salieron al campo Raúl Menor y Tate, para intentar establecer el control del partido, pero el partido no bajó en intensidad y continuó con la tónica del primer tiempo. En el minuto 64 Yerai conseguía acortar distancias y establecer el 2-2. Tras una falta inexistente pitada a Óscar Garrido. Quedaba un mundo nos tocaba sufrir. Koki y Pichu intentaron apuntalar la defensa, era el momento de remar hacia atrás y quizá fue ese nuestro error. Nos metimos demasiado atrás y buscamos las contras. El Teresiano tuvo, a partir de ese momento algunas ocasiones de Tate, Pesca y Raúl Menor que estuvo a punto de marcar de falta, pero fue insuficiente. La temperatura había subido en exceso y tenemos que reconocer que el Teresiano entró en juego del rival. Es algo lógico cuando juegas al fútbol, si te dan y el árbitro no pita nada o permite que continúe el juego, pues llega un momento en el que te desquicias… De nada servían nuestras protestas. El árbitro alargó el partido cuatro minutos , y no sabemos la razón por la que puso en el acta que el 3-3 llegó en el minuto 89, cuando claramente fue en el 92, en una de las innumerables faltas que se inventó el trencilla. Juan Antonio había conseguido un empate que llevaba la algarabía a las gradas del Prado de Villaseca. Un punto que suma, un punto mucho más que merecido. Debimos ganar porque fuimos mucho mejores. No hay pegas, el grupo luchó hasta la extenuación, se dejaron la piel y parte de sus piernas. Este equipo del Atlético Teresiano es muy grande y además de mostrar su calidad en el campo mostraron su educación fuera del él, cuando fueron increpados por algunos aficionados toledanos al finalizar el encuentro. Confiamos en vosotros y sabemos que el próximo domingo volveréis a dar los mejor de vosotros mismos ¡Aupa el Atlético Teresiano!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: