ÚLTIMO MINUTO

Malagón. Dura e inmerecida derrota en Argés del Teresiano Juvenil por 3-2

A estas alturas de temporada casi nada importa en el fútbol: Ser mejor, peor, merecer o no merecer ganar o quizá tener un poco de suerte porque lo único que sirve es el gol y los puntos. Si nos atenemos a la máxima anterior, El Atlético Teresiano Juvenil volvió a dejar escapar en Argés (Toledo) tres puntos que hubiesen resultado importantísimos. Tres puntos que no volverán y que dejan en los jugadores y en el cuerpo técnico el amargo sabor de la derrota después de haber vuelto a realizar un encuentro más que aceptable. Pero como en los últimos partidos, se nos quedó la misma cara del que perdona hasta que nos termina costando muy caro. Y es que tenían ante sí, los malagoneros, una oportunidad de oro para dar un golpe sobre la mesa en la pelea por salir de los últimos puestos de la clasificación y nos consta que estaban muy concienciados para salir al campo con el único objetivo de ganar. Pero no pudo ser… Al igual que ante Miguelturreño y ante el Villarrubia, ocurrió en Argés que el Teresiano mereció mucho más, pero en este caprichoso mundo del fútbol ya se sabe que el gol es todo. Tres goles de los toledanos, que tuvieron muy pocas oportunidades, acabaron con los sueños de los de Eliel. Salieron los de Malagón con Javier, Victor, Daniel Tapiador, José Daniel, Iván Palomares, Isidro, Mateo, Álvaro, Saúl, Ilias y Juan Jesús. El partido lo tuvo el Tersesiano muy controlado en los primeros 45 minutos. Llegó prontó el primer gol de Ilias (0-1) que nos ponía el partido de cara y colmaba de ilusión a los franjimarrones. El equipo carburaba y creamos muchas ocasiones: la primera en los pies de Saúl, que no estuvo acertado de cara a gol a pesar de que luchó hasta la extenuación. Pero no supimos aprovecharnos y los de Argés comenzaron a hacernos daño con saques de banda en largo y centros laterales. Aunque con la entrada al campo de Miguel Dotor en lugar de Victor por lesión de este, nos volvió a dar la concentración y la pausa necesaria para dirigir el partido hasta buen puerto. Fue así como llegó el segundo gol de Ilias (0-2) en la mejor primera parte del año para el Atlético Teresiano. Dice, con razón, nuestro mister, que el 0-2 es el resultado más engañoso con el que se puede encarar una segunda parte en el mundo del fútbol, puesto que con un gol el equipo rival se mete en el partido y un equipo, el Argés, que prácticamente estaba defenestrado y casi rendido solo se podía aferrar a esa opción para continuar vivo. Y así sucedió. Se lanzaron arriba con pelotazos largos y nos entraron las dudas a la hora de defender balones que eran fáciles y claros. En tres minutos nos metieron el 1-2 por obra de José Ángel y el 2-2 a cargo de Víctor Morato. No habíamos sido capaces de retener nuestra magnífica ventaja al descanso. Pero no nos íbamos a rendir tan fácilmente y Saúl dispuso de dos magníficas oportunidades: la primera se esfumó en un fallo en el control de la pelota y la segunda con un tiro al centro de la portería, que pudo atajar fácilmente el portero rival. A partir de ese momento, los jugadores del Argés apretaron a la defensa. Eliel hizo cambios y entró Óscar por Álvaro, y minutos después Trevi y Buyo por Isidro y Juan Jesús pero ya no pudimos cambiar el resultado y en otro fallo en la defensa llegó el 3-2 de Victor Morato. Vendimos cara la derrota y el Teresiano tiró de casta con una oportunidad de Trevi, pero el marcador ya no se movería. Nada de lo que hicimos fue suficiente. Lo que con el acierto en las ocasiones creadas se hubiera convertido en una clara victoria, que merecimos en la primera parte, se convirtió en una derrota mas. Un durísimo golpe en las aspiraciones de permanencia del equipo malagonero, que debería hacer borrón y cuenta nueva para intentar conseguir algunas victorias hasta final de temporada. Una temporada en la que hemos pagado con creces el nerviosismo y la inexperiencia de algunos jugadores que apenas han tenido capacidad de reacción en momentos adversos. No todo son malas noticias. Estamos convencidos de que estas derrotas injustas se suben al carro de la experiencia de todos. Ya sabemos lo duro que puede ser el fútbol cuando se perdona y también sabemos que podemos jugar tan bien como lo hizo el Atlético Teresiano en la primera parte de Argés. Luchemos hasta el final y defendamos la camiseta de nuestro equipo con honor. La próxima temporada está muy cerca. Las derrotas no son el final. Aunque no nos demos cuenta estamos avanzando en la buena dirección y el año que viene, estemos donde estemos seremos mucho más fuertes. ¡Vamos Teresiano!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: