ÚLTIMO MINUTO

Las Navas de Malagón incluidas en el proyecto GEOPARQUES , VOLCANES DE CALATRAVA

«Geoparque Volcanes de Calatrava», un proyecto de desarrollo de un territorio de 4.015 km2 a través de una historia geológica de relevancia internacional

Laura Espinar Ciudad Real (LANZA DIGITAL)

“Con el proyecto “Geoparque Volcanes de Calatrava. Ciudad Real” hemos querido unir los aspectos geológicos, patrimoniales y culturales ya que las líneas que definen un geoparque son las que interrelacionan los valores geológicos con el patrimonio cultural”, explica Alfonso Martín Grande, coordinador de este proyecto que ultima la carta de interés para presentarla al Comité Nacional Español de Geoparques. Este documento recogerá la importancia geológica de un territorio de 4.015 km2, una propuesta de desarrollo y la relación de 36 geositios, doce de ellos “global geosites, con la fuerza suficiente como para optar a que la UNESCO declare geoparque este proyecto que, impulsado por la Diputación de Ciudad Real, es uno de los más ambiciosos que tiene en marcha la provincia

Alfonso Martín Grande, coordinador del proyecto “Geoparque Volcanes de Calatrava. Ciudad Real”, avanza en esta entrevista el momento en el que se encuentra uno de los proyectos de desarrollo más importantes de la provincia, en el que se interrelacionan geología y patrimonio y que, de conseguir la declaración de geoparque por parte de la UNESCO, nos posicionaría a nivel mundial.

De momento, el proyecto avanza con la presentación, estos días, de una carta de interés en la que se recogerá la importancia geológica de este territorio que limita al Norte con las Navas de Malagón y al Sur con Almodóvar del Campo y Cabezarrubias del Puerto, la estrategia de geoturismo prevista, la colaboración con las instituciones, e irá acompañada de una relación de 36 geositios, de los que doce tienen una relevancia internacional incuestionable y  confieren al proyecto la fuerza suficiente como para presentar la candidatura ante la UNESCO.

Mapa del territorio que incluye el proyecto Geoparque Volcanes de Calatrava/ A.M.G

PREGUNTA.- ¿En qué momento se encuentra el proyecto «Geoparque Volcanes de Calatrava”? 

RESPUESTA.- En unos días presentamos al Comité Nacional Español de Geoparques de la UNESCO, la declaración de interés, con el apoyo a la candidatura de la Comunidad Autónoma.  Contaremos, en 10 folios, la importancia geológica que tiene el territorio, la estrategia de geoturismo que tenemos previsto desarrollar, esbozaremos todas las actividades realizadas y las que tenemos previstas, así como los acuerdos de colaboración con las instituciones, denominación de nuestro proyecto, sus límites y la extensión. Presentamos esta declaración con el objetivo de que este órgano dé traslado de nuestra candidatura a la UNESCO y que ésta conozca que estamos en proceso de creación de un geoparque.

P.- ¿Cómo hemos llegado aquí?

R.- Los antecedentes del proyecto se encuentran, por un lado, en el grupo de geólogos de la Escuela de Ingeniería Minera e Industrial de Almadén que en el año 2007 decidieron desarrollar un proyecto de geoparque en la comarca y, por otro, en la propuesta que, posteriormente, hizo el Grupo de Investigación Geovol de la UCLM a la Diputación de Ciudad Real para que la zona de los volcanes del Campo de Calatrava fuera un geoparque.

La Diputación recogió el guante en el año 2019  y comenzó a trabajar para conseguir la declaración para una zona que incluye a Almadén, Puertollano y el Campo de Calatrava. En esta fecha celebró encuentros con el Instituto Geológico y Minero de España, el Foro Español coordinador de Geoparques –donde están representados todos los existentes en España-, el Comité Nacional de Geoparques, la Comisión Española de Geoparques… es decir, con todos aquellos estamentos que tienen algo que ver y qué decirnos sobre esta figura de gestión territorial sostenible en torno a la gea.

Además, durante dos años visitamos diferentes geoparques (las Villuercas en Extremadura, el de la Costa Vasca, el del Alto Tajo, Granada) para recabar información y conocer los pasos que había que seguir para la puesta en marcha y funcionamiento de un geoparque.

P.- ¿Cuántos kilómetros incluye este territorio? 

R.- Son 4.015 kilómetros cuadrados que tienen al norte las Navas de Malagón, al sur Almodóvar del Campo, Cabezarrubias y Puertollano, al Este Almagro y Granátula de Calatrava y al Oeste Almadén.

La extensión es superior a la media europea y, si conseguimos la declaración, seremos la tercera mayor superficie de un geoparque español y nos situaría por encima de la media.

En este proyecto participan 40 municipios, 38 de ellos a través de los grupos de acción local como el Campo de Calatrava, Entreparques, Montes Sur y Valle de Alcudia y Sierra Madrona.

P.-¿Qué características específicas tiene que tener un territorio para ser declarado geoparque? 

R.- Para que un territorio sea declarado geoparque tiene que tener una relevancia geológica internacional y una propuesta de desarrollo sostenible. Tiene que basarse en los principios de investigación, educación y divulgación no pudiéndose entender el proyecto solo con uno de estos aspectos.

Un geoparque se proyecta de abajo a arriba, de ahí que  nos hayamos reunido con todos los sectores para establecer y recoger sus inquietudes de cara a esa estrategia que se recogerá en el dosier que presentaremos con la candidatura, en un futuro. Ahora, solo haremos una declaración de interés en la que manifestamos que estamos interesados en ser geoparque, pero no presentamos la candidatura todavía.

P.- ¿Por qué la denominación proyecto «Geoparque Volcanes de Calatrava”?. 

R.- Nosotros tenemos que utilizar la palabra “proyecto” hasta que la UNESCO haga la declaración; “geoparque” porque queremos estar en la red global de espacios así declarados; “volcanes”, porque nos permite contar la historia geológica de este territorio en el que el hilo conductor son precisamente los volcanes; “Calatrava” porque, históricamente, este territorio que aspira hoy a este reconocimiento estuvo dentro del dominio administrativo de esta orden militar que llegó a controlar hasta el mercurio de Almadén y “Ciudad Real” porque posicionamos el proyecto en el mapa.

En definitiva, con esta denominación hemos querido unir el aspecto geológico, patrimonial y cultural ya que uno de los elementos que definen un geoparque es la interrelación de los valores geológicos con el patrimonio cultural -material e inmaterial-

El atractivo de la palabra volcán

Usar el nombre “volcanes” nos ha venido bien, porque en el caso de otros geoparques, su denominación está vinculada al topónimo del lugar, en cambio en nuestro caso, usar la palabra volcán ha resultado muy atractivo y ello nos ha facilitado su uso.

Además la frase “El testigo de una larga historia geológica” nos da pie a contar la historia del territorio desde hace unos 500 millones de años hasta la actualidad, un período en el que el vulcanismo ha estado presente.

Y otro aspecto  muy valorado, desde el Foro Español de Geoparques, es el uso de las palabras “magma, mercurio y carbón”. El magma porque está presente en todo el territorio con los volcanes neógenos y cuaternarios; el mercurio como uno de los aspectos más relevantes de Almadén y que tiene una gran aportación como “Glogal geosite”, mientras que el “carbón” es el elemento determinante en la cuenca carbonífera de Puertollano.

 P.- ¿Cuándo comienza la historia geológica de este territorio? 

R.- Empezamos nuestra historia geológica hace 500 millones de años en la zona de Almadén (paleozoico) donde unas rocas volcánicas resultaron clave para la mineralización del mercurio, dándose la circunstancia de que, dentro de los dominios geológicos del Instituto Geológico y Minero de España (IGME), uno de los aspectos que menciona para valorar la fortaleza geológica es, precisamente, la mineralización del mercurio. Este aspecto, por tanto, nos está dando mucha fuerza.

Por otro lado, hace 300 millones de años, en el Paleozoico, se fosilizaron las cenizas de una actividad eruptiva que se produjo en la cuenca de Puertollano, dando lugar a un enclave de relevancia internacional que, también, se aporta al geoparque, como es el caso del Carbonífero.

Volcanes neógenos y cuaternarios y la sima de Granátula

La historia continúa con los volcanes neógenos y cuaternarios del Campo de Calatrava, de hace 7 millones de años con el volcán el Morrón de Villamayor, volcanes basálticos e hidromagmáticos conocidos como maares.

La historia geológica no termina, sino que conecta con la actualidad a través de la emanación de gas en la sima de Granátula y en los hervideros, que ahora serán geositios, y que han sido utilizados como baños de utilidad pública.

Desde hace 400-500 millones de años hasta hoy, contamos una historia geológica de relevancia internacional que gira en torno al mundo de los volcanes.

P.- ¿Cuáles son las claves para la estrategia de desarrollo? 

R.- Para esta estrategia se cuenta con los lugares de interés geológico de relevancia internacional, conocidos como los Global Geosites. Nosotros tenemos 12 que aportamos a la red internacional de geoparques, 9 de ellos ubicados en la zona de Almadén y relacionados con la mineralización del mercurio. Es el caso del Sinclinal de Almadén y la virgen del Castillo, Guadalperal, el Entredicho y el Corte del Devónico, entre otros.

A ellos se suma el yacimiento de Las Higueruelas, un geosite –punto de interés geológico- de gran importancia por su aportación desde el punto de vista paleontológico, cuyo mayor exponente es el anancus que se puede visitar en el Museo de Ciudad Real.

A estos 10 geosites se han incorporado el Morrón de Villamayor, el volcán más antiguo que tenemos y que está en proceso de declaración de monumento natural y La Posadilla, una laguna en un cráter de explosión hidromagmática.

Carbonífero de Puertollano e inventario del comité científico

A estos «Global Geosites» se suman el carbonífero de Puertollano, que nos da una relevancia internacional, y el inventario de los lugares susceptibles de ser visitados que está realizando, desde hace meses, el comité científico. Es decir, lugares que puede visitar el público en general (divulgación), los escolares (educación) y la comunidad científica (investigación), es decir, cumplen con los tres pilares en los que se basan los geoparques.

Ahora, la presentación de la declaración de interés va acompañada de 36 geositios,  de los que 12 son Global Geosites y que, por sí mismos, tienen fuerza suficiente como para presentar la candidatura.

No obstante, el comité científico partía de 132 geositios que, tras los estudios oportunos,  se han quedado en 102 y previsiblemente pasarán a 80. ¿Cómo lo haremos para incorporar este número? Lo haremos a lo largo de la creación y desarrollo del geoparque.

P.- De la estrategia de desarrollo forman parte, también, los puntos de interés cultural. 

R.- Si, la relación de geositios la complementaremos con otra propuesta que, a veces, está interrelacionada con la propuesta de puntos de interés cultural, es decir, aquéllos lugares o espacios donde existe una manifestación cultural o patrimonial que apoya al territorio y sirve también para su difusión.

Por ejemplo, los hervideros de Carrión de Calatrava –baños medicinales- y los castillos de Calatrava la Vieja, la Nueva y Salvatierra. Es decir, algunos están relacionados con temas geológicos, pero otros, aunque no lo estén, nos interesan como estrategia cultural. Almagro, en este sentido,  aporta ser bien de interés cultural aparte de patrimonio histórico, y la visita de un grupo a la laguna de la Posadilla no solo conoce el lugar, sino que la estrategia es que visiten el Museo de Ciudad Real, el arco del Torreón, la catedral, Alarcos… Todo dentro de un contexto de desarrollo. Y todo ello terminaría con la producción, venta de los productos locales agroalimentarios y la restauración (comer y dormir). Esta es la estrategia de desarrollo.

Luego los puntos de interés cultural a los que nos referimos, están interrelacionados con la relevancia geológica del territorio y tenemos que tener una estrategia clara de desarrollo sostenible. Estamos obligados a desarrollar un plan estratégico a 4 años en el que todo esto quede recogido.

P.- ¿La declaración de geoparque permite establecer relaciones con  territorios próximos?  

R.- Una vez tengamos la declaración, se pueden establecer interrelaciones con territorios de alrededor. Es decir, nuestro geoparque en cuanto a estrategia turística cuenta con Almagro, y con las Tablas de Daimiel que se encuentran en el límite y con ellas se pueden establecer relaciones dentro de esa estrategia de cohesión del territorio, algo que ocurriría, también, con el Parque Nacional de Cabañeros.

La actividad de un geoparque no se limita sólo al territorio declarado como tal sino que puede establecer lazos y relaciones para desarrollar otros enclaves y aspectos que tengamos alrededor. La declaración supone un posicionamiento a nivel mundial, gracias a la marca que te concede la declaración de la UNESCO.

161 geoparques en el mundo

El concepto geoparque surge a mediados de 1990 para dar respuesta a la necesidad de conservar y realzar el valor de zonas de importancia geológica en la historia de la Tierra.

En 2004, con el apoyo de la UNESCO, 17 miembros de la Red Europea de Geoparques y ocho geoparques chinos crearon la Red Mundial de Geoparques que logró reconocimiento jurídico en 2014.

En la actualidad, hay 161 geoparques en el mundo que se corresponden con 44 países, uno de ellos es España donde existen 15 geoparques, el segundo país tras China.  A nivel de la UNESCO es uno de los proyectos punta, sostiene el coordinador del proyecto, Alfonso Martín Grande.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: