ÚLTIMO MINUTO

Malagón. Empate a dos goles en el amistoso de Carrión

Hace muy poco tiempo, debatiendo con una amiga mía en uno de los bares más de moda de nuestro pueblo, en lo que antes fue un mercado de los de toda la vida, me decía que todos los inventos del mundo, conllevan lamentablemente aspectos negativos. Me ponía como ejemplos la electricidad que nos ha dado tanto a los humanos pero que también trajo la silla eléctrica…Y claro ante esas premisas le decía, tienes razón: “La clave del éxito en cualquier ámbito de la vida es que la balanza se incline del lado de las ventajas, que la luz siga venciendo a la oscuridad…” No sería de personas muy cuerdas poner en duda la importancia de la electricidad (a no ser que seas un rancio de estos que aún existen por ahí) Igualmente sería de locos dudar de nuestro equipo, el Atlético Teresiano y empezar a cavar sus tumbas en el cementerio de los sueños rotos. Porque quieran o no vamos a continuar soñando. Está bien, lo admitimos, no somos los más fuertes físicamente, que se lo pregunten, a Koki, ni los más altos ¿Verdad Javi? Y tampoco está siendo la mejor temporada para algunos de nuestros integrantes. Pero tenemos otras virtudes de sobra conocidas. La garra, el tesón, la ambición y ese jodido pensamiento que está en la cabeza de todos nosotros cada semana y que es ganar, ganar y que pinchen el Pozuelo o los Yébenes de una vez. Nuestro equipo, como la electricidad, ha traído muchos días de luz a pesar de que tenga alguna inevitable sombra. El problema fue el comienzo, porque en algunos partidos nuestros plomos se fundieron y claro, a partir de entonces hemos tenido que navegar casi de noche con unos cables demasiado finos. El otro día en Carrión jugamos un partido amistoso ante un equipo de superior categoría, un equipo que se diluyó como un azucarillo en cuanto el Teresiano comenzó a carburar. En cuestión de 45 minutos demostramos en el vecino pueblo de la Orden de Calatrava que nuestra categoría no es la Ordinaria y que podríamos pelear tranquilamente en la Preferente de Castilla la Mancha. Mientras jugábamos este partido amistoso, saboreamos el agridulce regusto de nuestro buen juego , poniéndonos rápidamente por encima en el marcador 0-2 y en el polo opuesto de nuestras papilas gustativas, las noticias que nos venían de Calzada y que nos decían que el Pozuelo, una semana más, no pinchaba. Lo de siempre, seguiremos esperando al partido que nos enfrentará a los del “Chato” Anastasio y si ganamos, pues seguiremos teniendo fe. Fue un partido que Álvaro Huertas utilizó para hacer pruebas , para que jugarán los menos habituales y para ver como regresaban al equipo, ya completamente recuperado de su lesión, David Gabín y Willy que vuelve a Malagón después de un periplo de dos meses y medio por Sudáfrica. Salieron al campo Álvarez, Givica, David Gabín, Koki, Juli, Beto, Raúl Menor, Willy, Tate, Fran y Pollo. Como hemos dicho el Teresiano dejó el sello de su impronta y de su buen hacer el Carrión, adelantándonos en el marcador con goles de Raúl Menor y Willy y dejando el sello del buen fútbol. Parecía que el equipo que estaba en una categoría inferior era el Carrión. El Teresiano presionó muy arriba al Carrión provocando continuas recuperaciones y sensación de mucho peligro. En la segunda parte, salieron el resto de jugadores, Sergio Manza, Manzaneque, Jesusito y los juveniles Afro, Javichu y Cristopher. El equipo notó los cambios y la falta de experiencia de algunos jugadores y el Carrión logró empatar el partido (2-2) pero en definitiva el ensayo fue positivo para todos. Ahora estoy mirando la luz de la bombilla de mi habitación, justo antes de enviar este texto a las redes sociales y pienso en lo que decía mi amiga. La electricidad nos trajo las luces de navidad y el poder congelar unos hielos para tomarnos siempre las copas fresquitas y también nos trajo la silla eléctrica y los paneles eléctricos para poder disparar un misil. Desde el comienzo de la temporada, nos ha tocado sentarnos en la silla, pero esperamos, con la esperanza que te da la fe, poder colgar las luces de navidad “en mayo”, cuando llegué el pitido final ante los Yébenes y por méritos propios estemos en la fase de ascenso. ¡Vamos Teresiano!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: