ÚLTIMO MINUTO

Malagón. TRAJE O SÁBANA PARA VOLVER DE POZUELO CON UNA VICTORIA MÁS QUE MERECIDA

(Crónica del Atlético Teresiano)

El seleccionador de fútbol Carlos Salvador Bilardo era el enemigo público número uno en Argentina antes del Mundial de 1986. El juego de la selección liderada por Maradona, Valdano, Ruggeri, Burruchaga y siete más no convencía.  La presión en la albiceleste era demasiado alta por las dificultades con que se clasificaron y su futbol era tan cuestionado que incluso perdieron amistosos contra equipos de la tercera división de su país, en los días previos a la concentración.

Días antes de que cogiesen el avión desde Buenos Aires a México D.F para jugar el primer partido de la Copa del Mundo, Bilardo les dijo a sus jugadores:

-Muchachos, cuando hagan las maletas pongan dentro de ellas un traje y una sábana. El traje lo usaremos cuando de regreso, Maradona y yo bajemos del avión con la Copa del Mundo agarrada en nuestras manos.

-¿Y la sábana Míster? Preguntó el defensa del Murcia, Brown…

-La sábana la usaremos solo si perdemos y tenemos que irnos a vivir a Arabia, porque a Argentina no nos van a permitir volver sin esa copa.

Esto es lo que significaba ese mundial para Maradona y sus compañeros. El destierro en Arabia o la Gloria en Argentina. Irte a casa eliminados o subir al Olimpo, Evasión o victoria. TRAJE O SÁBANA.

Los chicos de Álvaro Huertas, el equipo de fútbol de Malagón, El Atlético Teresiano, no partió ayer hacia Pozuelo con la disyuntiva de tener que comprar un traje o una sábana, ni siquiera se lo habían cuestionado, porque están realizando una temporada extraordinaria, pero si que había algo en sus mentes que les decía que tenían que volver a Malagón, agarrando con orgullo el delicioso sabor de la victoria y del buen fútbol realizado.

Y bajaron del autobús, sin copa del mundo pero con la victoria, sin traje pero con unos chándals que llevan el escudo del Teresiano bordado a la altura del corazón y si, todos, con la orgullosa sonrisa que describe a la perfección el trabajo bien hecho. La sábana deberá esperar, quizá para pintar en ella la palabra ¡Campeones! Porque suceda lo que suceda es la palabra que mejor define a este grupo.

Confieso que soy un iluso, quizá un poco despistado y tengo cierta tendencia a estar en las nubes y a soñar despierto, confieso que la noche del viernes al sábado apenas pude dormir, preso de la emoción por el inminente partido. Y claro con las mencionadas premisas tuve un extraño sueño en el que tres leones del Teresiano disfrazados de Pesca, Beto y Tate destrozaban la portería del Pozuelo con tres tremendos zarpazos.

Me encanta que los sueños se conviertan en realidad. Desperté el sábado, 10 de abril igual de despistado que siempre e intenté centrarme en cuanto entré al polideportivo de Pozuelo. Se respiraba fútbol, incluso los riesgos artificiales, parecían trasladar el olor a hierba mojada, nada más lejos de la realidad porque es césped artificial.

Había gran cantidad de aficionados al fútbol provincial y fueron muchos los vecinos de Malagón los que se acercaron hasta la localidad vecina, para animar el Atlético Teresiano. Nunca olvidaré como se escuchaba el rugido de los nuestros cuando animaban o protestaban algunas decisiones arbitrales.

El palco a rebosar. No se quisieron perder el partido el alcalde de Malagón, Adrián Fernández Herguido, que acudió a Pozuelo acompañado del Presidente de la Gestora del Club y concejal de deportes, Afrodisio Santos Santos, el alcalde de Pozuelo, Julián Triguero acompañado también por su concejal de deportes y por el Vicepresidente de la Diputación, encargado del deporte provincial David Triguero. También asistió al partido Guillermo Alcázar, ilustre ex jugador del Castilla, Mallorca, Elche, Badajoz, Palamos, Marbella…etc.

Y así fue como, tras la foto oficial con las autoridades, comenzó el partido más importante de los últimos tiempos para el Atlético Teresiano.

Manza ( Segurísimo con una excelente parada en una falta en contra) en la portería, Javi ( Incombustible), David Ferrer ( Cerrojo), Jesús David ( El líder más elegante del fútbol provincial) y Juli (Experiencia al poder)  en una defensa de cuatro que ayer volvió a proporcionar una tremenda seguridad al equipo, Raúl Menor ( De menos a más se convirtió en un gigante) Beto (calidad al servicio de Álvaro Huertas) Manzaneque ( la clase en una zurda portentosa)  en el centro del campo y arriba tres puñales que comienzan a ser temibles en todas las defensas rivales, Fran ( un crack, que lo demuestra en los partidos más importantes)  Jesusito ( el trabajo y la calidad le hacen muy grande) y Pesca ( No diga Ricardo Pesca diga GOL)

El vendaval de fútbol malagonero comenzó a las 16:31

Fue a esa hora cuando el colegiado del encuentro, el señor Montemayor Velázquez hizo sonar el silbato. Comenzaba el partido y el Teresiano inició desde ese minuto uno el acoso y derribo a la portería de Víctor García

A los cinco minutos, el pánico comenzó a hacer aparición en las caras de los jugadores del Pozuelo: Fruto de una gran presión de Raúl Menor y Beto el balón llegó en un gran pase a Fran que solo con el portero lanzó fuera con el balón a poquísimos centímetros de la red.  El Teresiano funcionaba y de que manera.

A veces no sabes ni donde meterte y eso parecían pensar los chicos del “Chato” Anastasio. El Pozuelo aguantaba como podía las continuas acometidas del Teresiano que pudo marcar con otra ocasión de Fran, con un remate de corner de David Ferrer que no supo acertar solo con el portero y con otro de Jesús David que volvió a formar con David Ferrer la pareja de centrales más sólida y contundente del campeonato.

A las 16 horas 50 minutos y 37 segundos el balón le llegó a Fran. Se paró el tiempo Fran, que ayer volvió a demostrar lo importante que es en los partidos grandes, realizó una cabalgada de esas que dejan atónitos a todos los aficionados, alzó la cabeza, fue generoso y cedió a Pesca. Lo que viene a continuación ya lo sabéis todos. Ricardo Pesca es un tipo tímido que no suele ponerse nervioso cuando entra a matar. Alzó la vista, vio la situación del portero y cruzó el balón lejos de su alcance 0-1.

El pulso de los aficionados malagoneros, que hasta entonces había estado revolucionado, bajo de revoluciones y se serenó. El partido estaba encauzado y por primera vez en mucho tiempo los de Pozuelo comenzaron a degustar el amargo sabor de la derrota, aunque tenemos que decir que nunca se rindieron y que de los pies de Francisco Gallego y José Muñoz salían buenas jugadas que daban claramente a entender el porque de la buena clasificación del equipo rojillo.

En más ocasiones de las que me gustaría, me encuentro ante la incómoda tesitura de tener que explicar racionalmente algo tan irracional como mi teresianismo. Intento hacer que comprendan los disgustos que me llevo cuando mi equipo pierde o mi obsesión, casi compulsiva, por saber qué acontece en el Teresiano cuando me encuentro fuera de Malagón, porque de un tiempo a esta parte, la gente te ve como si fueses un bicho raro si dices que eres un enamorado del fútbol y a veces los  que dicen ser “intelectuales” te miran con superioridad moral desde su fingida atalaya del saber estar.

Pero a mí me da un poco igual y me viene genial pegar cuatro gritos pseudovulgares en un campo de fútbol y pasar de esa frase tan típica de “cómo pueden gustarte 22 tíos corriendo detrás de una pelota”. Ayer a muchos más malagoneros de los que nadie pueda imaginar nos pasó eso en Pozuelo.

Gritamos y Gritamos y animamos con toda nuestra fuerza al Atlético Teresiano. Nos desgañitamos cuando un diluido Beto, que había cuajado unos brillantes 25 minutos de la primera parte, resucitó para anotar el 0-2 ¡Gooooooooooooollllllllll!

Quedaban 25 minutos, Javi se había roto, dándolo todo en el partido. Había entrado Koki ( Olé tus ….bemoles) en su lugar y También Tate (Que bueno que llegaste para correr Antonio Linares ) para dar oxigeno y para intentar continuar alargando el campo en las bandas y llegando con peligro en las contras.

Pero el Pozuelo no se rindió, luchó hasta la extenuación y fruto de ello llegó el gol (si es verdad que traspasó la línea de portería…) de Jesús Miguel en el minuto 80. Quedaban diez minutos para el final y había que remar para llegar a la orilla. Ya os lo he contado pero estos chicos no querían LA SABANA y habían apostado por el TRAJE si o si. Doble o nada.

Con Tate llegó la Gloria

A las 18 h13 m 21sg El Teresiano había sacado el billete para continuar luchando por el ascenso. El segundo tiempo no tuvo mucho que contar. Los de Álvaro Huertas muy bien plantados aguantaron como un verdadero equipo experto las acometidas finales. Tate había introducido el balón en la portería del Pozuelo (1-3) y nos íbamos a casa con tres puntos mucho más que merecidos ante el segundo clasificado de la categoría.

Nuestros jugadores son amantes de este noble deporte, no tienen complejos, juegan sin poses y sin intelectualismos y demuestran que es de necios despreciar pasiones humanas, tan universales como el balompie, algo que nos une a miles de personas bajo nuestro escudo de la Santa, nuestra historia y nuestros colores.

El fútbol es mucho más que una cuestión de vida y muerte y a mí me chiflan los TRAJES de Armani, aunque me quedan fatal.

Traje, chándal o lo que sea. Dejamos en Pozuelo nuestra impronta, nuestro corazón y nuestra alma ¡AUPA ATLÉTICO TERESIANO! Seguimos muy vivos y lo seguiremos estando hasta el final.

(FOTOS: AZUCENA RUIZ)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: