ÚLTIMO MINUTO

Malagón. Un fondo de armario que nos da la vida en Mora para seguir soñando (2-4)

(crónica del Atlético Teresiano) Utilizamos la expresión fondo de armario con la ropa que no pasa de moda con el cambio de temporada. Generalmente, está conformado por prendas básicas que pueden combinarse con otras tendencias. El fondo de armario es distinto según la persona, pues a cada uno le favorece un estilo o colores distintos. La fórmula para crear un buen fondo de armario: 1. Una prenda exterior un abrigo (que realice tareas de abrigo en defensa y que tenga una contundencia capaz de remontar a base de sacrificio un partido. Yo elegiría a Raúl Menor) y una parka de un color neutro para que te sea fácil combinar (Aunque ayer no estuvo tan fino como siempre, me quedo con Givica que es un comodín para todo tipo de climas y campos y que siempre cumple, aunque sus ganas de ganar y de hacerlo bien a veces le comprometan demasiado. 2. Dos chaquetas versátiles, tipo Blazer o de punto (Tate y Pollo encajarían perfectamente en este hueco de armario, siempre dispuestos a darlo todo por nuestro equipo) 3. Tres pantalones vaqueros cómodos y de batalla (David Ferrer, David Gabín y Koki) También incluiría alguno que fuera práctico (unos pantalones negros, con la bondad tan atrevida que tiene nuestro Morales, otros azules de cara a la primavera-verano y con la calidad tan fina y elegante como los que se pone Willy para ayudarnos a remontar los partidos y unos de algodón del bueno, en forma de Pichu) 4. Y por supuesto camisas y camisetas, de esas que utilizas siempre, en todas las estaciones del año y que son imprescindibles para cualquier fondo de armario: Camisetas Sergio Manza para los días de Lluvia en los que quieras sentirte seguro de ti mismo, camiseta López para cuando tengamos que bajar el balón al césped, jugarlo con el pie y disfrutar como si fuésemos niños en el fango. Una camiseta de gore tex con el nombre de Javi, por aquello de resistir cualquier carga del contrario, que nos quitaría cualquier duda en el lateral derecho al respecto de que ponernos hoy o ponernos mañana. Una camiseta de las de siempre, de esas de fruit of the loom con el nombre de Juli, la experiencia al poder. 5. Quizá un paraguas que mitigue nuestra lluvia y que podamos olvidar en el cajón aunque siempre sabremos que está ahí si lo necesitamos se llamaría Saúl. 6. Por supuesto en nuestro armario también hay un hueco para esas prendas que no puedes eliminar de tu vida porque se han roto un poco pero te encantaría ponértelas para el año que viene porque encajan tan bien como un chaleco, tipo Miguel y Humberto. 7. Las camisas elegantes son fundamentales en nuestro vestuario. Una camisa con la que te sientas seguro y elegante, con buena textura y que puedas utilizar todos los días de tu vida vendría con la etiqueta de Jesús David. Jamás se pasa de moda y proporciona estilo y gallardía allá donde vayas. Mi camisa de los grandes días es de la marca Óscar Garrido, me la pondría incluso para ir a los sitios más cool, donde es difícil de encajar cualquier tipo de ropa pero donde sabes que si apareces con él, triunfarás. Y por supuesto un par de camisas Beto y Manzaneque, con buenísima calidad para los días de fiesta. 8. Como en muchas ocasiones comparto armario con otra persona, en mi armario también habría un par de faldas, elegantes rompedoras, de esas que te dejan sin apenas aliento. Una tendría la marca Ricardo Pesca y sería una de esas faldas peligrosas que pueden quitarte el sentido y hacerte perder los puntos o la cabeza a base de goles. Y otra de esas, tipo vaquera, que te asesinan los sentidos silenciosamente, si no tienes cuidado con ella ( en este caso con él) Para ello, la marca Jesusito siempre me ha dado confianza. 9. En mi armario siempre tiene que haber unos zapatos de esos elegantes y rompedores, de esos que te solucionan cualquier fiesta, que son atrevidos a la vez que fundamentales. No hay duda, zapatos marca Fran. 10. Mi fondo de armario solo lo puedo ordenar yo, porque tengo miles de combinaciones en mi cabeza o alguien tan preparado en lo táctico como Álvaro Huertas, que además tiene pinta de diseñador y que es moreno como él. No tengo ninguna duda de que tiene un grandísimo porcentaje de culpa de la gran campaña de marketing , juego y puntos que está desarrollando el Teresiano. Pero claro hace un poco de trampa con ayudantes de vestuario tan competentes como Luis, Ángel Amores, Jorge y Javichu. Así cualquiera diseña un fondo de armario o un equipo 😉 Extrapolemos nuestro fondo de armario al fútbol y usémosla: Hubo un tiempo, quizá más del que puedo recordar, en el que el Atlético Teresiano no tenía fondo de armario. Al principio no había casi nada, sólo algún jugador que se añadía a los once titulares. Nuestro equipo jugaba sus partidos casi con lo puesto y fue así como se fugaron puntos que, sin duda, nos habrían venido fenomenal para el devenir del campeonato. Pero afortunadamente todo cambió. Llegaron Fran, Humberto, Pesca, Ferrer y Juli y nuestro armario comenzó a tener buen fondo, prácticamente un fondo que nos ha servido para caminar con la cabeza muy alta y para que ayer en Mora, gracias a ese fondo, ganásemos un partido que se nos había puesto muy pero que muy cuesta abajo. La fórmula para crear un excelente banquillo: 1º Tener a todos los jugadores contentos. Esto quiere decir que todos hayan tenido sus minutos. Algunos más que otros pero el secreto está en no desconectarse nunca del equipo. 2º Hacer creer a todos los jugadores del fondo de banquillo que pueden aportar mucho. 3º Llevar dentro del corazón marcado a fuego el escudo del Teresiano. 4º Querer entrar en la gloria, aportando saber estar, tener paciencia siempre y salir a darlo todo cuando se les requiera. Este es el fragmento de crónica que deberían leer los que no leen, pero como es la semana del libro nos hemos extendido un poco más de lo habitual. Mora, 12:30 HORAS, Una fina capa de lluvia cae sobre el Estadio de las Delicias de Mora. Salen los dos equipos. Unos, los del Mora, preparados para intentar eludir el descenso y otros, los nuestros, el Atlético Teresiano, para continuar enganchados al clavo ardiendo que dictamina que aún tenemos posibilidades de meternos en la fase de ascenso. El equipo o vestuario titular con el que comenzó Álvaro Huertas fue el siguiente: Álvaro, Javi, Givica, Jesús David, Juli, Beto, Óscar Garrido, Manza, Fran, Jesusito y Pesca. Un traje para un equipo de garantías que comenzó sufriendo mucho en los balones despejados por la defensa del Mora que nos pillaba en los contraataques y que desconcertaba a los nuestros, que intuían que a pesar de la distancia que nos separa en la clasificación, podíamos tener problemas. La intensidad es algo fundamental en el fútbol y en los primeros minutos carecimos de ella. Cosa que casi pagamos con la pérdida de puntos. Minuto 5: Enrique Cogolludo adelantó al Mora en el marcador tras un impresionante tiro desde fuera del área que se coló por la escuadra malagonera (0-1) En el minuto 6 llegó lo de siempre y lo de siempre es que, tras una buena jugada de Juli, Ricardo Pesca remató a gol, lo paró Álvaro Mendez y el rechace lo introdujo el bueno de Ricardo a la portería (1-1) Lo de siempre NO RICARDO PESCA NO GOAL…Es impresionante lo que ha demostrado esta temporada este chaval. Aun con el empate recién conseguido nos costaba mucho encontrar nuestro sitio. Sólo Beto y Manza conseguían bajar el balón al resbaladizo césped artificial de Mora que aguantaba un aguacero debido a una gran tormenta. En otro de esos temibles contraataques Javi dudó, no recibió la correcta cobertura que debería haber hecho Juli y Diego Zaragoza consiguió el 2-1 en un tiro “pírrico” que entro muy despacio por la portería de López. A partir de entonces el partido entró en un espacio de continuas broncas, empujones y luchas que Noelia Gutiérrez, colegiada del encuentro no supo parar. Una trifulca en el último minuto del primer tiempo supuso la expulsión de Fran y de Enrique Cogolludo que estaba siendo el mejor del Mora y que a la postre dejó un gran agujero en su lateral que tanto Willy como Tate aprovecharon para la remontada. EL FONDO DE ARMARIO Todo parecía girar en torno a uno de esos malos días en los que se te queda la cara de tonto porque sabemos que somos superiores al rival pero no hemos sabido dar la vuelta al marcador. Álvaro Huertas acertó con los cambios y es justo que hagamos una pequeña reflexión sobre este entrenador que ha sabido conectar a la perfección con los suyos y que está realizando, en su debut una temporada “de bandera” …Su traje impecablemente elegido. Cuando algo no funciona hay que hacer cambios. Entraron Tate y David Gabín en sustitución de Javi y Givica que tenía una amonestación. El equipo sufría sin la presencia de Fran en ataque, porque aunque había estado un tanto gris en la primera nos ayuda mucho lo largo que hace el equipo con su larga zancada. Y sí,  todo abocaba a un triste final, para sumar más dificultades se rompió Ricardo Pesca, en un remate que salió alto, su tobillo se elongó (estiró). Un esguince de grado dos que requirió la visita del bueno de Pesca al Centro Médico acompañado de nuestro presidente Afrodisio Santos. Era el momento del fondo de armario. La hora de demostrar que este equipo tiene alma y que queremos seguir soñando. Entraron Raúl Menor, Pollo y Willy y el equipo comenzó a engranarse, el vestuario del fondo de armario. Ese que está ahí y al que no le damos la importancia que se merece, encajaba para la fiesta y todo comenzaba a funcionar. Minuto 65: Fue David Gabín el encargado de empatar el partido en un corner. Su saber estar y su furia y tesón después de la lesión son dignos de enmarcar. Ni una mala palabra ni un mal gesto hacia sus compañeros. Es el gran capitán y merecía más que nadie marcar ese gol (2-2). El gol nos dio alas y comenzamos a creer que podíamos llevarnos la victoria. Tate y Pollo comenzaron a ser verdaderos incordios por las bandas y Willy tiraba de calidad y creaba peligro en todas y cada una de las jugadas bien hilvanadas del Teresiano, gracias a un enorme Raúl Menor que, una vez más , se echó el equipo a la espalda. Eres tan grande como tímido Raúl, pero te mereces todos nuestros respetos. Jesús David tuvo el empate en sus botas en una arrancada de las suyas que no pudo culminar al lanzar demasiado centrado. Pero era el día, como decimos del fondo de armario y Willy consiguió el 2-3 en el minuto 82. Nos quedaba rezar y esperar que la reacción del Mora no llegase a buen puerto, y claro que no llegó. No dejamos que nos crearan ocasiones y en un arreón final del Teresiano Tate, que ayer realizó un esfuerzo enorme junto a Pollo llegando de área a área ( Top to top que dicen los ingleses) marcó el gol (2-4) tras una mala salida del portero que le regaló el balón a Jesusito, éste pasó a Willy que lo intentó pero el rechace cayó al propio Tate que empujaba a la red. Un gol que nos trasladaba al olimpo y que hacía justicia para los menos habituales que ayer demostraron el orgullo con el que portan el escudo del Teresiano. ¡Grandes! Nos quedan tres jornadas y seguimos en pie. Nuestras manos aguantan agarradas firmemente a ese clavo ardiendo que está clavado en una posible derrota del Pozuelo. Suceda lo que suceda nosotros tenemos que ganar los tres partidos que restan y esperar. Suceda lo que suceda ver jugar y sufrir al Teresiano de Álvaro Huertas es una gozada.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: