ÚLTIMO MINUTO

Malagón. Una inesperada derrota del Atlético Teresiano en Ciudad Real le aleja de la fase de ascenso

(Crónica del Atlético Teresiano)

Aun no me lo creo. De hecho, me cuesta escribir esto.
Los italianos utilizarían unas palabras, de esas que parecen dictaminar una sentencia:
“Porca Miseria”: Es una manera de maldecir a la miseria. La traducción es “puerca miseria” pero se utiliza también cuando algo sale mal, por poner un ejemplo en español es como decir “maldita sea”, una expresión que denota frustración o malestar.
Porque eso fue lo que sentimos los cientos de aficionados que nos desplazamos hasta el Estadio “Ciudad Sur” de Ciudad Real para ver a nuestro Atlético Teresiano: Frustración.
Todo parecía estar a nuestro favor. Un campo que no consideraríamos, a priori, de los difíciles, una buena tendencia en cuanto a resultados se refiere, en los últimos partidos y el tremendo aliciente de que con tan sólo siete puntos de los nueve restantes, nos serviría para llegar a la Fase de Ascenso de esta Primera Regional Autonómica.
Pero todo salió mal.
En ninguna de las anteriores crónicas hemos echado en falta ni mencionado a nadie que no estuviese disponible para participar en un partido, ni mucho menos lo voy a hacer ahora. Es más, la última vez que escribimos sobre el Atlético Teresiano nos referíamos al gran trabajo que había realizado Álvaro Huertas con toda la plantilla, dotando a los jugadores de la confianza suficiente para jugar cualquier partido.
Y así fue como el equipo malagonero se presentó en Ciudad Real, con una tremenda ambición de conseguir su meta, que no es otra que intentar estar el año que viene en la categoría Preferente de Castilla la Mancha, pero con el lastre de haber tenido positivos por COVID-19 en la plantilla en la semanas anteriores y no haberse producido el protocolo federativo de anulación de actividad los diez días siguientes que habrían sido pertinentes. Esto afectó de manera considerable en el rendimiento porque apenas pudimos preparar el encuentro con las mejores condiciones de salud y disposición de plantilla.
Manza, Javi, Juli, Jesús David, Koki, Óscar Garrido, Beto, Raúl Menor, Tate, Jesusito y Pollo salieron en el once inicial del Atlético Teresiano.
El partido comenzó con muchas imprecisiones y con la sensación de que el único que intentaba algo para desnivelar el empate era el Atlético Teresiano. Quizá un ritmo demasiado alocado con excesiva presión desincronizada por parte de los chicos de Huertas.
Pollo, que era nuestra más evidente punta de lanza, creó muchas inquietudes en la defensa del Ciudad Real y se vació corriendo en los primeros veinte minutos, aunque su presión no era muy efectiva al no ser secundada por el resto del equipo. Esa tímida presión fue uno de los detonantes del bajón físico de muchos de los integrantes de nuestro equipo, que se quedó sin “fuerzas” cuando más lo necesitábamos en los minutos finales del encuentro.
Pero antes, tanto Pollo como Jesusito y Jesus David habían tenido sendas oportunidades para adelantarnos en el marcador pero sus remates no encontraron portería.
El Ciudad Real se basaba en la habilidad de sus extremos, destacando Patiño por encima de todos, que fue el jugador más destacado y el autor del único gol del partido en el minuto 50, tras un error de nuestra defensa. El gol no hacía justicia en el marcador pues ninguno de los dos equipos había conseguido que la balanza se inclinase a su favor en un partido marcado por los errores en ambos conjuntos.
El Teresiano había cambiado su dibujo, cambiando a Beto, que ayer realizó un buen encuentro, desde la banda al centro y dotando al equipo franjimarrón de más control.
Juli que lo intentó durante todo el partido por la banda izquierda, anduvo más impreciso de lo que nos tiene acostumbrados, pese a ello tuvo una gran ocasión en una buena jugada de Beto.
Lo mismo sucedió con Pollo, Jesusito y Tate. Sus acciones fueron un querer que poder y más voluntad que hechos factibles. No era nuestro día, pero nadie puede decir que no lo intentaron hasta la extenuación.
Como hemos dicho, nuestros jugadores estuvieron un poco más imprecisos que de costumbre. Raúl Menor como siempre se vaciaba en el campo y se afanaba a la hora de recuperar balones, pero ni él ni Óscar conseguían que el Teresiano funcionase en las circulaciones, además el aire, en contra, comenzó a dificultar nuestro juego.
Además, como no era nuestro día, llegaron lesiones y después de esas lesiones más lesiones. Javi, que había sido uno de los jugadores más destacados con alguna subida digna de mención, con ruleta incluida, tuvo que abandonar el terreno de juego porque había llegado al limite de su resistencia física. Le sustituyó David Gabín que también se lesionó a los pocos minutos de entrar al terreno de juego.
También habían entrado Pichu, Saúl y Willy, pero ninguno de ellos pudo conseguir cambiar el rumbo del partido.
Nuestro esfuerzo físico comenzó a notarse en los minutos finales y la sensación general era que no podíamos remontar el partido.
A veces, cuando el físico no responde la mayoría de equipos se empeñan en colgar balones al área rival. ¡Craso error! El Teresiano no fue una excepción y la mayoría de las jugadas terminaba con balones desesperados colgados a la portería rival con una brillante labor de la defensa local que resolvió sin problemas todos y cada uno de los ataques del Teresiano.
Una cosa tenemos que decir, nuestro esfuerzo fue encomiable y todos los jugadores lo dieron todo hasta el final. Perdimos 1-0, pero no voy a ser yo quien cargue las tintas contra un grupo de magníficos jugadores que nos han alegrado la existencia deportiva a lo largo de este extraño año. Además, aún estamos vivos y no hay nadie en este maravilloso mundo del fútbol que pueda decir que los milagros no existen. A veces, cuando menos te lo esperas, las circunstancias y los planetas se alinean ¿Quién sabe lo que puede suceder la semana que viene?
De momento, el Teresiano tiene el próximo miércoles el partido aplazado contra el Aldea del Rey. Seamos optimistas y confiemos en la divina providencia.
El domingo no fue nuestro día, pero yo sigo creyendo en este grupo de gigantes vestidos de futbolistas franjimarrones. Suceda lo que suceda ¡Muchas gracias de antemano y enhorabuena por vuestra magnífica temporada chicos!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: