ÚLTIMO MINUTO

Malagón. No hubo final feliz a pesar de la victoria por 3-0 ante Yébenes en la tarde de los transistores

Casi todos somos conscientes de que, con el desarrollo actual en el futbol moderno y el dinero que dan las televisiones, esas añoradas tardes y noches de vivir con los ojos en el césped y con los oídos en la radio se han terminado. Parece que han pasado siglos, de cuando casi todos los partidos se disputaban el domingo a las cinco de la tarde y los amantes del fútbol podíamos disfrutar del espectáculo de ver a nuestro equipo en el estadio mientras, por la radio, escuchábamos la narración de los goles anotados o encajados por nuestros rivales. Hoy en día y solo en las jornadas decisivas de la liga, las cadenas televisivas ceden y, en interés de la emoción y el espectáculo deportivo, se gestionan horarios unificados que hacen que regrese el romance entre radio, fútbol y pasión del aficionado, aunque han aparecido nuevos invitados, los teléfonos móviles e internet. En la tarde de ayer en Malagón tanto el banquillo del Teresiano como los hinchas franjimarrones estuvieron muy atentos a los móviles o a los transistores ( si es que queda alguno funcional). Se celebraba en el Félix Barrero uno de los partidos más atractivos de la Liga en la categoría de Primera Autonómica entre el tercer clasificado, nuestro Atlético Teresiano y el Líder y campeón de grupo, Los Yébenes. Los toledanos, ya clasificados para la fase de ascenso y el Teresiano que necesitaba ganar y esperar a que el Pozuelo fallase en casa ante el Ciudad Real. La tarde de los transistores no decepcionó y aunque ahora todo ha cambiado y son los móviles los encargados de transmitir la información, muchos de los aficionados estaban con un ojo en el campo y otro en la red social del Pozuelo que daba en directo su partido frente a los capitalinos. Si a esto le añadimos que tanto Atlético de Madrid , como Real Madrid y Barcelona se jugaban el título de liga, La Real Sociedad, el Villarreal, Betis y Real Sociedad entrar en Europa y Eibar, Elche, Valladolid y Huesca el descenso, la sensación en el polideportivo de Félix Barrero era mucho más extraña de lo que podíamos imaginar para la celebración de un partido de tal envergadura. Porque a pesar de que el Teresiano realizó un partidazo, el pitido final del encuentro no se tradujo en emociones desbordadas, sino en continuas miradas a los telefónos para comprobar, con resignación que el Pozuelo también hacía los deberes y nos dejaba fuera de toda posibilidad para disputar el ascenso a Preferente. ¡Que lástima! Lástima porque en la tarde de los transistores Jesusito y Beto ofrecieron un recital de fútbol a los aficionados de Malagón y Yébenes que casi llenaron el Félix Barrero con una de las mejores entradas de la temporada (como siempre adaptada a estos tiempos de pandemia). El primero, Jesús Rodríguez Rey Durán, siendo un incordio constante en la defensa de los Yébenes, presionando, luchando, marcando dos golazos y siendo el mejor de un partido que podía haber pasado a la historia, pero se quedó en una buenísima tarde de fútbol. El segundo Alberto García Santos, “Beto”, sacando el manual de como se tiene que sacar el balón jugado desde atrás, o bien regateando sin peligro para nuestra defensa o bien regalando infinidad de pases cortos o largos a sus compañeros, se ofreció a todos y fue una referencia constante. El de ayer fue su partido más completo hasta el momento en Malagón. Pero nada fue suficiente: Ni el magnífico empeño de todo el equipo en demostrarse a ellos mismos , a los socios y aficionados y a todos los amantes de este deporte que el Teresiano, por méritos propios merecía luchar por ese anhelado ascenso, ni el buen hacer de una brillante defensa que, como ya dijimos la semana pasada, se ha consolidado como una de las mejores del campeonato , con un muy seguro Sergio Manzanares Camargo en la portería, con Javier Peinado López en el lateral derecho y en una alargada banda que recorrió mil veces batallando y luchando hasta el final, con un Julián Molina Murcia que, ayer, volvió a demostrar el porque de su fichaje, dotando de seguridad y aplomo cada una de sus intervenciones, incluyendo un generoso pase a Jesusito en el segundo gol de los locales. Con David Ferrer García que vino desde Fuente el Fresno para ganarse el corazón de los malagoneros, con su sobriedad , buena colocación y desplazamiento y con el jugador, a mí juicio, más completo y regular de la temporada, Jesús David Jiménez Nieto: la defensa se construyó en torno a su figura y él la ha decorado con todo bueno que alguien pueda imaginar en un defensor: Contundencia, velocidad, remate de cabeza, anticipación, colocación, velocidad, regate y sobre todo algo que sobresale por encima de todo lo demás, su elegancia, señorío y su buen comportamiento durante todo el año. Un central buenísimo que apenas comete faltas. De diez, como siempre. A Beto, lo acompañaron brillantemente, Raúl Menor Muñoz, que una vez salido del cascarón de su timidez, siempre aporta y su labor, aunque silenciosa es mucho más que necesaria. Ayer en un partido de esos catalogados como para mayores, no se ocultó y peleó cada balón hasta la extenuación. Oscar Garrido Solera es un dandy vestido de futbolista. Estamos de acuerdo que no de los convencionales y que seguramente no sería de los que nadie se pediría para su equipo sin haberlo visto jugar. Ha aportado calidad a raudales y mucha experiencia. Todos nos preguntamos que habría sido de este jugador si su físico le hubiese acompañado un poco mas. Seguramente no estaría en esta categoría. De todos modos ¡Chapeau capitán! Y Saúl Alcolao Romero, una joven promesa que sacó a relucir su gran personalidad, velocidad y calidad. Ha sido utilizado en muchas ocasiones por Alvaro Huertas Díaz y siempre ha respondido, ayer se enfrentó a defensas y centrocampistas mucho más expertos que él y no se amilanó , realizando una cabalgada antológica en nuestro segundo gol. Tampoco fue suficiente la gran aportación de Francisco Miguel Álvarez Benito, aunque volvió a ejercer de lo que es, uno de los jugadores más importantes de este Teresiano que nos ha dejado tan buen sabor de boca esta temporada. Su temple, calidad, velocidad, gol ( 3-0) y esa aureola de los tipos que saben que juegan muy bien a fútbol han servido para que junto al lesionado Ricardo Fernández Ferrer “Pesca” cambiasen desde su llegada las aspiraciones de este equipo, convirtiéndolo en uno de los gallitos del grupo. A Jesús Manzaneque Cañadillas se le ha notado en los últimos partidos su obligado parón al dar positivo en COVID-19 hace unas jornadas, pero ayer volvió a dejar impronta de su indudable calidad. Una pierna izquierda que en su caso es como un guante. Ayer cumplió con creces, aunque cuando salió el partido, por culpa de los transistores y de los resultados que venían desde Pozuelo, ya había bajado de nivel. David Givica Balmaseda es un tipo que vive el fútbol intensamente, ayer salió cuando los Yébenes ya había enarbolado la bandera blanca y los tres puntos, pero su actuación volvió a ser muy seria, peleando en el centro del campo cada balón. Muy buena temporada, si señor. Tampoco nos sirvió la energía de Antonio Linares Rodríguez Rey “Tate”¡Que pena aquellos puntos perdidos en Villaseca o en Ciudad Real! Tate tiene muchos y ruidosos seguidores en Malagón y aporta alegría, vivacidad, llegada, regates y ni un solo mal gesto. Yo quiero jugadores así en mi equipo siempre. Confieso que había visto jugar poco a Álvaro Rodríguez Rey Tapiador “Willy” y que la primera vez que le vi gambetear me sorprendió tan gratamente que pensé que nos iba a dar muchísimas alegrías, además de proporcionarnos calidad y llegada. Luego su marcha a Sudáfrica frenó más de lo esperado su enorme potencial, pero es un jugador a tener muy en cuenta y aunque ayer, salió con el partido decidido. ¡Que nadie se olvide de este jugador! Y Pollo, ayer sin muchos minutos, pero siempre con su enorme generosidad. Un jugador diferente que nos ha dado mucha vida en la temporada y que tuvo, como casi siempre, opciones de marcar. Ninguno de los mencionados pudo cambiar el rumbo de la historia. Un partidazo de los nuestros en la primera parte que demostraron su caballerosidad al hacer el pasillo de campeón a un auténtico equipazo. El equipo de Los Yébenes, tanto allí en su casa, como en Malagón, en los primeros 45 minutos dejaron vislumbrar la gran calidad. A pesar del resultado y del vendaval de juego con el que sorprendieron los de Malagón, ha sido sin duda el mejor equipo de la categoría y le trasladamos nuestra más sincera Enhorabuena. En la segunda parte, prácticamente entregaron la cuchara y reconocieron, con cambios, la derrota. Los móviles, a través de sus redes sociales, anunciaban la victoria del Pozuelo, aunque hubo momentos en el que nuestro equipo no lo sabía y demostraron su valía. Los toledanos son un equipo que se coloca perfectamente, tanto el defensa como en ataque todos saben donde tienen que situarse, y suelen crear un peligro infinito con sus dos puntas; ayer cedieron espacios al Teresiano para salir a la contra. Esto no amilanó a los de Álvaro Huertas que hicieron los 45 minutos más serios de toda la temporada, presionando, robando, distribuyendo, y llegando con mucho peligro. El equipo Toledano no encontraba la manera de llegar hasta la puerta de Manza. Y con el paso de los minutos, llegaron los goles de Jesusito, tras buenas jugadas de Javi y Oscar en el primero y de Saúl y Juli en el segundo. Pero también tuvieron ocasiones Raúl Menor de tiro desde lejos, Jesús David en el remate de un corner perfectamente lanzado por Juli y Fran que no definió como en el suele ser habitual una buena jugada creada por él mismo. El gol de Fran a pase de Manzaneque, para establecer el 3-0 cerró la parte del partido “serio” y a partir de entonces, tanto los toledanos como nosotros nos relajamos en el juego y comenzamos a mirar los móviles. “Nuestro partido” se jugaba en Pozuelo. Las buenas noticias no llegaron a los móviles. El Pozuelo cumplió con su obligación y la orilla, a la que tanto nos había costado llegar, se quedó a un mísero punto que no hace justicia a los méritos cosechados por el Atlético Teresiano pero si que clasifica a los del “Chato” Anastasio. No somos de poner excusas fáciles, pero la obligada semana de suspensión de toda actividad deportiva a causa del dichoso virus, quizá lastró en lo físico a los nuestros de cara a nuestra visita a Ciudad Real y fue allí donde perdimos toda opción. Sea como fuere nuestra temporada ha sido brillante. Le damos la enhorabuena a los dos equipos clasificados para la fase de ascenso (Los Yébenes y Pozuelo) y les deseamos la mejor de las suertes a ambos. El año que viene volveremos con más fuerza. Si los jugadores que forman nuestra plantilla se mantienen en su mayoría no será necesaria la tarde de los transistores. Porque cuando queden algunas jornadas habremos conseguido nuestro objetivo que es jugar en preferente. Nunca dudéis de este grupo. Han demostrado que lo merecen de sobra y nos han alegrado la vida en estas tardes tan extrañas de confinamiento y que ojalá nunca volvamos a repetir ¡Enhorabuena Teresiano, ha sido un placer escribir sobre vosotros!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: