ÚLTIMO MINUTO

Malagón. UNA POLÉMICA INNECESARIA E INJUSTA: MARÍA NO SE MERECE QUE SE UTILICE SU NOMBRE PARA EL DEBATE POLÍTICO.

Ante el desconocimiento histórico del Grupo Municipal Socialista y su portavoz al respecto de la restitución de una escultura en la aldea del Cristo del Espíritu Santo que simboliza y representa a la mujer de Malagón y sus aldeas, el Equipo de Gobierno quiere informar sobre este hecho:

La afamada escultora, María José Aroz realizó una escultura de Dulcinea del Toboso, que simbolizaba a todas las mujeres de nuestro pueblo y aldeas y que fue colocada en la década de los setenta en la pedanía del Cristo del Espíritu Santo, aldea a la que estaba ligada de manera especial.

La escultura de Dulcinea es citada como precedente con motivo de un artículo de Don Felipe Barroso Salcedo sugiriendo una estatua en desagravio a Sancho Panza, que sería colocada en la Plaza del Santo de nuestro pueblo.

FRAGMENTO DEL ARTÍCULO TITULADO “DESAGRAVIO QUE MALAGÓN DEBE A SANCHO PANZA” DE TOMÁS BARROSO SALCEDO, PUBLICADO EN EL PROGRAMA DE FERIA Y FIESTAS DE 1974

Adjuntamos también un artículo del día de la Inauguración de la Estatua de Sancho Panza, en el que queda patente la intención del Ayuntamiento en aquel momento: “Esta obra, junto a otra que tiene emplazada en el anejo del Cristo, COMO HOMENAJE A LA MUJER MANCHEGA, han sido donados por la autora…”

PARA VER EL ARTÍCULO EN FORMATO PDF , TENÉIS QUE PULSAR EN EL ENLACE DE ABAJO

ARTÍCULO EN PDF

Para la elaboración de estas dos esculturas, María José Aroz eligió como modelos a un vecino de nuestro pueblo, cuyo anonimato se respetó, y a una vecina de la aldea del Cristo, María López-Bueno Zarceño “la del Aviador”, que por entonces era una joven mujer, cuñada de la artista.

El encargo de estas obras de arte no suponían homenaje alguno a ninguna persona en concreto, tal y como hemos explicado anteriormente. Simplemente la intención del Equipo de Gobierno de aquellos años era la de simbolizar en forma de escultura a los hombres y mujeres de Malagón y sus aldeas representados en dos personajes del Quijote y para cuya elaboración se utilizó a un hombre y a una mujer de nuestra localidad.

La presentación de estas dos esculturas supuso un auténtico éxito y ambas han permanecido como parte del patrimonio de Malagón y el Cristo durante 50 años y hasta la actualidad, concretamente hasta hace un año cuando un desgraciado accidente supuso la destrucción de la estatua de Dulcinea del Toboso.

Ante este desgraciado hecho, el Equipo de Gobierno, presidido por Adrián Fernández Herguido, se puso en contacto con la escultora de la obra de Dulcinea y le propuso la posibilidad de volver a realizar la misma estatua para sustituir a la que se había destruido, encontrando de nuevo la generosa y desinteresada colaboración de María José Aroz, que ha querido realizar otra vez una escultura de Dulcinea de forma gratuita, ahora sustituyendo el hormigón por el bronce y, evidentemente, tomando como modelo a otra mujer que sustituye en el tiempo a María “la del aviador”, dado que desgraciadamente ya no se encuentra entre nosotros.

Al respecto de la figura de nuestra querida vecina María “la del aviador” queremos explicar que fue el Equipo de Gobierno, presidido por nuestro actual alcalde, Adrián Fernández Herguido, quien se preocupó de reconocer la valía de una mujer que ha dejado una profunda huella entre los vecinos del Cristo del Espíritu Santo y Malagón, proponiéndola como “Ciudadana Ejemplar” en el año 2012. Como consecuencia de este nombramiento,  se le dedicó una calle con su nombre como muestra del cariño que tanto la aldea como el municipio le profesamos.

También y como una muestra más de afecto, se encarga una pequeña placa motivada en que la modelo de esa escultura fue María “la del Aviador”, pero repetimos que en ningún momento la escultura fue erigida en su honor.

Tanto la escultura de Dulcinea del Toboso como la de Sancho Panza no tuvieron placa identificadora hasta hace unos pocos años.

María fue la persona elegida para posar como modelo para la escultora, María José Aroz, por proximidad familiar y porque representaba a las mujeres de Malagón y sus aldeas.

Partiendo de esos hechos, y una vez que se produce el desgraciado accidente que supone la pérdida de la estatua original en mayo de 2020, el Equipo de Gobierno vuelve a encargar a María José la elaboración de una estatua que continúe representando en el tiempo a las mujeres de Malagón y sus aldeas.

Queremos puntualizar que desde aquel nefasto día hasta hoy,  el Grupo Municipal Socialista, que tanto se ha encargado de confundir intencionadamente a los vecinos con falsas informaciones, fruto del desconocimiento histórico de nuestro pueblo y de la intención de sembrar la confrontación entre vecinos, no ha realizado ni una sola propuesta o sugerencia para impulsar la remodelación o sustitución de la estatua destruida, ni tampoco, a lo largo de la historia para reconocer la valía personal y social de María “la del Aviador”.

También queremos destacar que la información que aparece en la actual placa de la estatua de Dulcinea del Toboso alude, únicamente,  a la denominación original de la obra de arte y a las indicaciones de la escultora: “un homenaje a las mujeres de Malagón y sus aldeas”.

Como habrán podido comprobar, los diferentes Equipos de Gobierno presididos por Adrián Fernández Herguido han sido los únicos que se han preocupado por ensalzar y reconocer la valía de María “la del Aviador”. Una MUJER, con mayúsculas y con una infinidad de valores humanos que, desgraciadamente, ya no se encuentra entre nosotros.

Creemos, sinceramente, que el Grupo Municipal Socialista no ha estado a la altura. Jamás han propuesto nada para reconocer a María “la del Aviador” y jamás se han preocupado de sustituir la estatua accidentada. Ni siquiera asistieron el pasado sábado a la inauguración de la estatua.

Es una irresponsabilidad del Grupo Socialista Municipal intentar afear con su conducta un gesto tan bonito de María José Aroz con las mujeres de Malagón y la aldea del Cristo. En lugar de alegrarse por la recuperación y mejora de una obra de arte, intentan confundir a nuestros vecinos y manipular sus sentimientos.

María no se merece que se utilice su nombre y su imagen para provocar un enfrentamiento político, ella no lo habría querido, no lo hubiera tolerado.

Quien realmente se proclame amigo de ella debería respetar su nombre y dejarla descansar en paz.

Esperemos que las estatuas de Sancho y Dulcinea sigan representando, durante muchísimos años a los hombres y mujeres de Malagón y sus aldeas. ¡Gracias María José! !Gracias María!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: