ÚLTIMO MINUTO

Malagón. El Sporting Daimiel vence por 4-0 a nuestros juveniles

A veces intentar señalar los errores que se cometen y, sobre todo, debatir sobre las diferentes posibilidades de utilización que ofrece el error en la enseñanza del fútbol es muy positivo.No pretendemos desde aquí inculcar la idea preconcebida y mil veces utilizada de que es muy importante aprender de los errores y que la corrección de éstos puede funcionar como una ley de segundas oportunidades.Evidentemente cuando se pierde por una goleada como la que nos endosó el pasado sábado el Sporting Daimiel, se ven con mayor claridad los obstáculos que nuestros jugadores deberían analizar y corregir, pero en edad juvenil hay que intentar hacerles ver que las dificultades y la satisfacción de superarlas es lo que les valdrá, en un futuro próximo, la pena para continuar.También los aficionados y seguidores de estos jóvenes que defienden los colores franjimarrones, deberíamos analizar en mayor profundidad su juego y pensar entonces si perdimos, solo porque el Sporting Daimiel fue mejor o porque quizá ellos utilizan mejores jugadores, mejores métodos de entrenamiento o mejor actitud para enfrentarse a retos como el partido del sábado.Nuestra alineación fue la misma o parecida a partidos anteriores:Adrián, Chefi, Marco, Dani, Buyo, Javichu, Jesús Mateo, Diego, Rubén, Afro y TreviDeberíamos tener ya la lección bien aprendida ¿Por qué entonces repetimos una y otra vez los mismos errores de los partidos regulares? Estamos convencidos de que solo es cuestión de actitud y que este equipo tiene madera y es por tanto que nos atrevemos a “exigirles” un poquito más.Desde la tribuna, donde el fútbol se ve mucho más fácil que desde el campo y donde nos atrevemos a decir cosas que no diríamos si jugásemos vamos a intentar desglosar algunos de esos errores, que a nuestro juicio nos llevaron a la derrota.Eso sí, haciendo una crítica de manera constructiva, pero…¿Puede una crítica construir un equipo? Pensamos que SÍ, así con mayúsculas. Siempre que se haga para corregir los errores y mejorar el juego. La crítica constructiva se fundamenta en ser más eficaces, en estar muy atentos a cada momento del juego. En comenzar, a pesar de la juventud de algunos, a mostrarnos más maduros y encontrar en cada corrección una oportunidad para cambiar y mejorar nuestra forma de jugar y así llegar a las victorias.No podemos centrarnos en individualidades y por eso no vamos a señalar a ningún jugador en concreto porque además sabemos que falla el que lo intenta y eso es bueno para el fútbol, intentarlo.Por eso, antes de corregir lo primero que hemos de tener presente es que el error sea reiterado. A nuestro juicio y basándonos en las derrotas y en los peores momentos de nuestro equipo, si, hay demasiados errores que se repiten.Y por supuesto nuestra corrección tiene que intentar llegar a conclusiones, basándonos en la esperanza de éxito.Por ejemplo: Si decimos que creemos que podemos mejorar sustancialmente en lo físico es porque estamos convencidos de que así es y de que si mejoramos en esta faceta ganaremos muchos enteros. El sábado hubo jugadores a los que les costaba llegar a determinados balones o choques. ¿Es falta de trabajo físico o es que alguno de nuestros jugadores no comprende que el esfuerzo físico en el fútbol regional suele llevar al éxito?Los pocos metros que solían faltarnos para llegar a determinados balones condicionaron el partido. Bueno eso y nuestras protestas y no estar muy concentrados en el juego y si en determinadas protestas.El partido comenzó, en un principio, con alternativas en una y otra portería, aunque poco a poco el Daimiel se hizo con el ritmo del partido por su mayor potencial físico y condicionado por alguna posible desacertada decisión arbitral.Y así , con dominio absoluto del Daimiel llegó el 1-0, en una posición que podría haber engendrado alguna duda de Alonso en el minuto 25.Al igual que hemos ensalzado a los nuestros en muchos partidos, no nos duelen las prendas para decir que no hicimos nuestro mejor primer tiempo de la temporada…Más bien fue al contrario.Tras el descanso el Teresiano sacó su orgullo y notó la salida de Tomás y de Ilias. Nuestro juego se entonó, aunque en un fallo defensivo en el minuto 49, Álvaro Cuesta consiguió el 2-0 para el Daimiel, una losa que ya sería muy difícil de levantar en lo que restaba de encuentro.La falta de concentración es otra de las carencias de este buen equipo del que estamos seguros nos vamos a llevar muchas alegrías este año. ¡Mejoremos también en esto!Tras el 2-0 vino la lógica desconfianza y los peores momentos del Teresiano, y en otro error de nuestra defensa los de Daimiel se pusieron 3-0, gracias a un buen gol de Rubén, en el minuto 67.El partido había concluido, porque el Teresiano no veía la luz en ninguna de nuestras facetas. Los nuestros se dejaron llevar; Manolo García dio entrada a Meji, José Ángel y Rubén pero ya no había tiempo para reconducir la situación y tras un despeje fallido llegó el 4-0, obra de Alonso pinilla en el minuto 83.El Daimiel ofreció muy buenas sensaciones y es justa su posición en la tabla clasificatoria y nuestro Teresiano no fue capaz de parar las embestidas de los daimieleños y no supo en ningún momento encauzar el partido a su favor, protestando las decisiones arbitrales que a su juicio eran erróneas y no metiéndose en el partido en ningún momento. Tenemos que intentar mejorar en muchos aspectos. La semana que viene tenemos la oportunidad de resarcirnos ante el Aldea del Rey.En la cena con la que finalizó el sábado, a nuestros chicos se les veía un tanto decaídos. Eso es buena señal porque la derrota no les dejó indiferentes. Una de las habilidades que más nos conviene aprender a todos es el manejo de la crítica constructiva o recomendación. Pienso que es una estrategia básica para solucionar problemas. Al aconsejar a nuestros juveniles debemos ponernos en el lugar del otro, utilizar la empatía y sentirnos “jugador” y “joven” debemos planificar una estrategia que facilite su aprobación y entendimiento.Por este motivo siempre alabamos lo positivo del grupo, y en esta ocasión, lo positivo es que sabemos que tienen desde el sábado una espina clavada.Criticar por criticar, no es positivo. La crítica realizada con malas intenciones, lo único que busca es tratar de hacer sentir mal al futbolista. En cambio, la constructiva da una posible solución a los problemas.Los apuntes que hemos realizado suceden porque no nos gusta la forma en la que actúa el grupo en determinados momentos y por eso señalamos esos pequeños defectos, que estamos seguros corregirán o ellos o nuestro entrenador.¡Vamos Teresiano!

Puede ser una imagen de 6 personas, personas de pie y al aire libre

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: