ÚLTIMO MINUTO

El Ayuntamiento de Daimiel da el visto bueno a una modificación de crédito y la desafectación del antiguo Albergue Municipal

El Ayuntamiento de Daimiel ha iniciado la desafectación del antiguo Albergue Municipal. Se trata de un edificio ubicado en la calle Francisco Pérez cuya denominación aparece como ‘Casa del Guarda’. Con este trámite, su calificación pasa de bien de dominio público a bien de carácter patrimonial lo que permitirá ceder a las asociaciones y colectivos parte de las instalaciones para el desarrollo de su actividad. El objetivo del equipo de Gobierno con la modificación es “un mayor uso y utilidad municipal, ya que permitirá que las asociaciones mejoren su funcionamiento y, por tanto, genere utilidad social”, como explicó el portavoz popular Jesús David Sánchez de Pablo.
Tanto los grupos municipales de Izquierda Unida-Ganemos Daimiel como Partido Socialista se abstuvieron en este punto. En el primer caso, Juan Julián Rodríguez de la Rubia abogó por reinvertir en esta infraestructura y posibilitar su apertura como una alternativa turística más, ofertada desde lo público. Mientras, Eva María López también se manifestó en términos similares como forma, dijo, “de apostar por lo nuestro, por el turismo rural, pero posicionándolo desde lo público”.
Sánchez de Pablo respondió a la Oposición que este procedimiento es un “apoyo de hecho y no de palabras” hacia las asociaciones, dotándolas del espacio necesario para desarrollar sus actividades. Y recalcó que la situación turística ha mejorado desde 2014 con la puesta en valor de la Motilla del Azuer y posteriormente de la Laguna de Navaseca, sumándose a otros atractivos turísticos, entre ellos el Parque Nacional de ‘Las Tablas’. Todos ellos refuerzan la marca Daimiel como destino de Interior, comentó. En el último año, indicó, también hay mejoras en competitividad gracias al sello SICTED, alentado desde el Ayuntamiento; medidas, evidenció, que contribuyen a impulsar negocios, restaurantes y alojamientos. En este último punto consideró que los nuevos alojamientos ampliamente superan las plazas que ofertaba el Albergue y se adecuan por sus características a lo que buscan los turistas en la actualidad.
Sobre este asunto, el alcalde, Leopoldo Sierra, concretó que, pese a su denominación, la gestión del antiguo Albergue era privada y su actividad cesó motivada por la transformación en la demanda de alojamientos, actualmente atendida mediante hoteles y casas rurales. El primer edil explicó algunas de las limitaciones del edificio por su diseño y despejó las insinuaciones de futuros usos de la instalación poniéndoles el nombre de las asociaciones a las que se les destinará.
También se aprobó una modificación de crédito para dotar de liquidez a partidas del capítulo 2, principalmente de mantenimiento. Se trata de una previsión ante la posible generación de facturas adicionales procedentes de las acciones municipales que se realizan en las últimas semanas. Su ejecución se hace mediante partidas de gasto no ejecutadas que pasan a dotar liquidez con 132.000 euros. Esta variación viene por la adquisición de material de limpieza y jardines, señales de tráfico, obras de accesibilidad, para dotación de apoyo a actividades de infancia y gastos generales de centros sociales, más horas de ayuda a domicilio, mejoras en infraestructuras culturales o el mantenimiento en el área de Deportes, entre otros. Su financiación se compensará con partidas de gasto no ejecutadas, como señaló el concejal de Hacienda, Jesús David Sánchez de Pablo.
El responsable de esta área aprovechó para ensalzar las “pocas modificaciones de crédito” y el “rigor del presupuesto” hacia una gestión diaria que puso en valor durante su intervención y que, auguró, dejará superávit en 2018 y por séptimo año consecutivo.
En su turno aclaró al grupo Socialista la intención de adecentar el asfaltado de la carretera a Manzanares a la espalda del polígono SEPES y la ejecución de la obra se hará en los primeros meses de 2019 para evitar las inclemencias meteorológicas. Del mismo modo recordó el ahorro de partidas por renovación en las gestiones realizadas con entidades financieras a lo largo del año, que han permitido la reducción en el pago de intereses.
El alcalde echó en falta haber podido cerrar el acuerdo definitivo para la dación en pago con GICAMAN y elevarla a Pleno, tras desconocer la paralización de las negociaciones de un acuerdo ya cerrado. De haberse sellado el convenio, hubiese favorecido el cierre presupuestario al Ayuntamiento de Daimiel.
Leopoldo Sierra también se refirió a los incrementos de los salarios laborales negociados en el marco estatal y su repercusión directa en ayuntamientos como el de Daimiel que tienen concertados esos trabajadores con la administración regional, incluidos los Planes de Empleo de 2018 que se prolongarán hasta mayo de 2019, para solicitar que esa subida también se lleve a efecto en los convenios y que éstos se dispongan con el inicio del ejercicio presupuestario en vez de al final de éste.
El pleno se despidió con la felicitación navideña del primer edil en la última sesión de 2018 que se resolvió en apenas una hora.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: