ÚLTIMO MINUTO

Daimiel. El certamen de pintura Juan D’Opazo vuelve a celebrarse al aire libre

El certamen de pintura Juan D’Opazo ha sacado de nuevo a los alumnos y alumnas daimieleñas de sus aulas. Después de una edición atípica en la que la pandemia forzó a dibujar desde casa, este año la concejalía de Cultura ha querido retomar la tradición de celebrar este simbólico día pintando al aire libre, leitmotiv de la convocatoria, aunque tan sólo ha podido trascender a los patios y exteriores de colegios e instituto. Dada la situación sanitaria habrá que esperar doce meses para ver si puede trasladarse a las calles y parques como siempre se hacía hasta la pandemia.

JUAN DOPAZO

Sin embargo, la ilusión se ha mantenido con una estampa que, desde los más pequeños de las escuelas infantiles, hasta los adolescentes de la ESO, dejaba útiles de dibujo y participantes enfangados en sus creaciones. Los grupos, por cursos y manteniendo el concepto de ‘aula burbuja’, han salido a los patios y recreos acompañados de los profesores sin olvidar la mascarilla. Lo que no ha cambiado ha sido la tabla de madera sobre la que apoyarse y los estuches repletos de colores que, en esta ocasión, han servido para plasmar en esas láminas en blanco monumentos y enclaves del municipio que habitualmente no suelen visitarse por encontrarse fuera del casco urbano.

Para ello, desde el área de Cultura se facilitaron fotografías de sitios como la Venta de Borondo, la laguna de Navaseca o la Motilla del Azuer que, para los cursos a los que les ha tocado dibujarla, reconocían ser todo un reto, incluso alguna alumna aventuraba que iba a intentar dibujarla “piedra a piedra” para intentar reproducirla lo mejor posible. Los más pequeños, con los primeros trazos ya sobre el papel, llenaban de azul y verde el agua del Puente Viejo, mientras que otros mayores y también más imaginativos, creaban composiciones con las pasarelas de Las Tablas. Aunque en lo que coincidían todos es en la alegría por volver a dibujar y celebrar este certamen “a pesar del virus”.

JUAN DOPAZO

Entre tanto, con acuarelas, ceras, rotuladores o lapiceros, cada uno ha mezclado técnicas y colores en una mañana de viernes en la que el tiempo acompañó. Cumplida con la tarea creativa, habrá que esperar para conocer a los ganadores de esta 40ª edición en la que muchos profesores reconocían lo ilusionados que estaban por llevar a cabo esta singular cita artística.

Una expectación que también compartía el alcalde, Leopoldo Sierra, quien siguió la evolución de la jornada, visitando los centros, acompañado de la concejal de Cultura, Lourdes Rodríguez de Guzmán y la coordinadora de esta área, Josefina Villegas. Todos coincidieron en la satisfacción de retomar esta actividad que va acompañada de un programa más extenso en torno a la figura del pintor. El primer edil agradeció la colaboración de la comunidad educativa al sumarse a esta iniciativa, lo cual ha implicado poner todos los medios posibles para poder llevar a cabo la actividad de manera segura.

JUAN DOPAZO

Origen del certamen Juan D’Opazo
Dentro de las actividades en torno a las cuatro décadas de la efeméride, la emisora municipal Radio Daimiel entrevistaba a Manuel Barrajón, uno de los impulsores del certamen. En 1980, Barrajón era profesor en el colegio Infante Don Felipe y compartía claustro y equipo de Gobierno con Mari Carmen Martín de Bernardo. Ella era la concejala de Cultura, la primera mujer que formó parte de una Corporación Municipal. Él, concejal de Educación. Entre ambos lanzaron un certamen y un homenaje a Juan D´Opazo, que contó con el apoyo unánime de todos los partidos del primer ayuntamiento democrático.

Ya con ese visto bueno de la Corporación se pusieron en contacto con el maestro que enseguida mostró su ilusión por una cita que, como contaba Manolo Barrajón, le proporcionó una inyección de vida en sus últimos años.

En aquellas horas previas a su estreno, Manuel Barrajón y Mari Carmen Martín de Bernardo durmieron poco por la tormenta que cayó la tarde anterior. Sin embargo, amaneció un día esplendido, un día que se viene repitiendo gracias a la implicación del ayuntamiento, de los centros educativos y de las familias. Una prueba de lo que se cimentó entonces se hizo de forma muy sólida y teniendo en cuenta que Dopazo en Daimiel es de todos y de nadie.

JUAN DOPAZO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: